Que Nutrientes Tiene El Pescado?

Que Nutrientes Tiene El Pescado
En el pescado se encuentran cantidades relevantes de minerales: fósforo, potasio, calcio, sodio, magnesio, hierro, yodo y cloro.

¿Qué tipo de nutrientes tiene el pescado?

Miércoles 04 de Agosto de 2021 Tiene tantas proteínas como la carne, rico en vitaminas y minerales, pero además algunas variedades son también una importante fuente de Omega 3, ácidos grasos beneficiosos para la salud cardiovascular. El pescado es un alimento con propiedades nutricionales que favorecen la salud cardiovascular en todas las edades.

  1. Posee proteínas de alto valor biológico o “completas”, es decir contienen todos los aminoácidos esenciales, vitaminas (A y D), minerales (yodo, zinc, selenio, fósforo) y ácidos grasos, principalmente Omega-3, destacando el DHA (docosaexaenoico) y EPA (eicosapentaenoico).
  2. A su vez, aquellas variedades que se consumen con su esqueleto (como las sardinas o la caballa) son una buena fuente de calcio.

En Argentina, a pesar de considerarse un país pesquero, el consumo de pescado es bajo, y se estima en 5 kg per cápita por año, valor muy inferior al promedio mundial que es de 20 kg per cápita por año. Los productos pesqueros provienen principalmente de pesqueras ubicadas en Mar del Plata, y la merluza representa el 56% de la venta, seguida por el calamar (9%) y el salmón rosado proveniente de Chile (6%). En relación a su consumo durante el embarazo, en algunos países con un fuerte consumo pesquero como España, se lo limita debido a su contenido en mercurio, un metal que puede causar daño neurológico durante la etapa de gestación y en los niños pequeños.

  • Sin embargo, se sabe que en nuestro país el contenido de mercurio de los pescados destinados al consumo es bajo, por lo que se recomienda incluirlo en la alimentación, dada la importancia de la incorporación de Omega 3 en esta etapa.
  • Se aconseja a las embarazadas consumir hasta 350 gr.
  • De pescado a la semana (lo que equivale a 2 filetes medianos).

Los pescados pueden clasificarse según su procedencia en marinos (de mares y océanos), de agua dulce (ríos y lagos) y migratorios (viven en mares y desovan en ríos o viceversa). También pueden clasificarse según su contenido de grasa en magros (hasta 2% de grasa), semimagros (2-8% de grasa) y grasos (más de 8%).

Entre las variedades de pescados grasos se encuentran el arenque, la caballa, bagre, salmón, surubí, etc. Entre los semimagros se encuentran el atún, bonito, pejerrey, dorado, trucha, salmón rosado, sardina, etc. Los peces magros son la merluza, el mero, la trucha, lenguado, bacalao, abadejo, pescadilla, corvina, entre otros.

Las variedades de río o lago, por lo general presentan un sabor más suave que los de mar y su carne suele ser más blanda. Los pescados de agua fría como la caballa, arenque, salmón, atún, bacalao, etc., son ricos en ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega 3.

Los peces de río, por el contrario, no aportan este tipo de ácidos grasos. Los ácidos grasos omega 3 del pescado, EPA y DHA, son muy importantes para el desarrollo del cerebro y tienen efecto neuro-protector. Por otro lado, cada vez existe mayor evidencia científica de que estas grasas reducen el riesgo de desarrollo y progresión de afecciones oculares como la enfermedad del ojo seco y la degeneración macular relacionada con la edad.

Además son beneficiosos para la salud cardiovascular: disminuyen los niveles de triglicéridos y de colesterol malo (LDL), aumentan el colesterol bueno (HDL), disminuyen la agregación plaquetaria, la presión arterial y la incidencia de arritmias. El EPA y el DHA no son ácidos grasos esenciales, es decir, pueden ser sintetizados en el organismo a partir del ácido graso alfa linoleico, presente en alimentos de origen vegetal como el lino, la soja o el aceite de canola, sin embargo, la eficiencia de esta conversión es baja (alrededor de 10-14%) y depende de la proporción en la dieta con los ácidos grasos de la serie omega-6, muy abundantes en la alimentación occidental.

  • Idealmente, la proporción de omega 6 / omega 3 de la dieta debería mantenerse entre 1/5 y 1/10.
  • A la hora de comprar pescados se deben verificar las características de frescura: no debe tener olor desagradable, la carne debe ser firme y elástica, las escamas deben estar bien adheridas, las agallas deben ser rojas y brillantes, los ojos no deben estar hundidos, y la carne debe presentar un color blanco o bien rojo suave (no amarillo).

En el punto de venta, debe estar conservado sobre escamas de hielo. El pescado que se compra entero debe lavarse y eviscerarse antes de refrigerar. También se sugiere quitar la cabeza y las escamas. El pescado fresco puede conservarse de 1 a 2 días en la parte más fría de la heladera y hasta tres meses en freezer (-18º C), en recipiente tapado o en bolsas con cierre hermético.

Para descongelar, hacerlo en heladera o microondas y nunca a temperatura ambiente. Una vez descongelado se deben consumir en el día y no volver a congelarse. No se recomienda consumir pescado crudo ni mal cocido. Algunas ideas para incluir pescado en la alimentación pueden ser: escabeches, guisados, a la plancha o parrilla, en papillote, milanesas, albóndigas, croquetas, en rellenos, empanadas y tartas, pizza marina.

Debido a las medidas establecidas en relación a COVID-19 (coronavirus), algunas Estaciones Saludables permanecen cerradas y otras abiertas con un cronograma especial. También podes encontrarnos con actividades de asesoría nutricional de manera virtual.

¿Qué nutriente más abundante en el pescado?

El valor nutritivo de pescados y mariscos Desde el punto de vista nutritivo, el pescado es un alimento con una composición parecida a la de la carne, aunque también con marcadas diferencias. Su composición nutritiva y el valor energético difieren según la especie. Incluso dentro de la misma varía en función de diversos factores, como la estación del año y la época en que se captura, la edad de la pieza, las condiciones del medio en el que vive y el tipo de alimentación.

El agua, las proteínas y las grasas son los nutrientes más abundantes y los que determinan aspectos tan importantes como su valor calórico natural, sus propiedades organolépticas (las que se aprecian por los sentidos: olor, color, sabor), su textura y su capacidad de conservación. Respecto a su contenido en micronutrientes, destacan las vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B12), las liposolubles A y D (sobre todo en los pescados grasos) y ciertos minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y yodo), en cantidades variables según el pescado de que se trate.

También hay que tener en cuenta la porción comestible de pescados y mariscos, que oscila, debido a la gran cantidad de desperdicios, entre un 45% (perca, trucha.) y un 60% (merluza, sardina, lenguado, atún). Esto se traduce en que de 100 gramos de pescado sin limpiar se aprovechan tan sólo unos 50 gramos, dato a tener en cuenta cuando se calculan las raciones para cocinar o los datos energéticos.

El valor energético o calórico varía principalmente según el contenido en grasas, dado que la cantidad de proteínas es similar en pescados y mariscos. La grasa es el nutriente más abundante en los pescados azules, y, por tanto, éstos son más energéticos (hasta 120-200 Kcal por cada 100 gramos), casi el doble que los pescados blancos y los mariscos (70-90 Kcal por cada100 gramos).

See also:  Pescado En Ingles Como Se Escribe?

Cuando se habla del valor energético de un alimento hay que tener en cuenta, entre otros aspectos, su forma de elaboración. Así, un pescado blanco (por ejemplo, la merluza) puede aportar la misma energía que un pescado azul (por ejemplo, las sardinas), si se consume rebozado.

El agua es el elemento más abundante en la composición de pescados y mariscos, y su relación es inversa a la cantidad de grasa, es decir, a más cantidad de agua, menos de grasa y viceversa. En los pescados magros y en los mariscos la proporción de agua oscila entre el 75 y el 80%, mientras que en los pescados azules puede llegar a valores inferiores al 75%.

El contenido medio de proteínas de pescados y mariscos es de 18 gramos por cada 100 gramos de alimento comestible, si bien los pescados azules y los crustáceos pueden superar los 20 gramos de proteínas por 100 gramos de producto. Es decir, 100 gramos de casi cualquier pescado aportan alrededor de una tercera parte de la cantidad diaria recomendada de proteínas.

La proteína de pescados y mariscos es de elevado valor biológico, al igual que la que contienen otros alimentos de origen animal, con un perfil de aminoácidos esenciales muy parecidos entre ellos y este patrón apenas se altera tras los procesos de congelación y secado a los que son sometidos algunos pescados.

El tipo de proteínas del pescado es lo que determina su textura o consistencia, su digestibilidad, su conservación, así como los cambios de sabor y color que experimenta el pescado durante su trayectoria comercial hasta llegar al consumidor. En concreto, el pescado, que no el marisco, posee una proporción de colágeno inferior a la carne.

  • El colágeno es una proteína del tejido conjuntivo que confiere mayor firmeza y dureza, motivo por el cual el pescado es más tierno y es más fácil de digerir que la carne y el marisco.
  • La presencia de hidratos de carbono en pescados y mariscos no es relevante.
  • En la mayoría de especies no supera el 1%.

Sólo se encuentra en cantidades superiores en moluscos con concha como ostras y mejillones, que contienen 4,7 y 1,9 gramos cada 100 gramos. El contenido en grasa del pescado es muy variable de una especie a otra y, como hemos señalado, en una misma especie se observan oscilaciones en función de numerosos factores, como:

HÁBITOS ALIMENTARIOS Y DISPONIBILIDAD DE ALIMENTOS: condicionada en parte por las características del plancton (fitoplancton o zooplancton) del medio en el que viven. HÁBITAT: los pescados marinos suelen contener más grasa que los pescados de agua dulce. TEMPERATURA DEL AGUA: la grasa actúa como anticongelante biológico, por lo que los pescados que viven en aguas frías, como el atún y la caballa, suelen ser más ricos en este nutriente. CICLO DE MADURACIÓN SEXUAL: los pescados acumulan grasa como reserva de energía antes del desove.

El hígado, el músculo y las gónadas (órganos sexuales) son las partes de los pescados donde más se acumula la grasa y el contenido oscila entre el 0,7 y el 15%, según se trate de pescado blanco, semigraso o azul. Los mariscos coinciden con los pescados en el bajo contenido graso, que se sitúa entre el 0,5 y el 2% en moluscos y entre el 2 y el 5% en crustáceos.

  • En la grasa del pescado y del marisco, a diferencia de la de otros alimentos de origen animal, abundan los ácidos grasos poliinsaturados, entre los que se encuentran los omega 3 (docosahexanoico o DHA y eicosapentanoico o EPA) y omega 6 (linoleico).
  • También contiene ácidos grasos monoinsaturados y, en menor proporción, saturados.

Los ácidos grasos omega 3 están relacionados con la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo asociados (colesterol y/o triglicéridos elevados en sangre). El colesterol es un tipo de lípido que los pescados concentran en el músculo, el bazo y principalmente en el hígado.

  1. Los pescados presentan cantidades de colesterol similares a los de la carne (50-70 miligramos por 100 gramos de producto).
  2. Dentro de los mariscos, existen diferencias entre los moluscos de concha, que concentran similar cantidad de colesterol que los pescados, si bien los crustáceos, los calamares y similares, muestran un contenido nada despreciable de esta sustancia (100-200 miligramos por cada 100 gramos de producto).

Sin embargo, la capacidad de los pescados y los mariscos de aumentar el nivel del colesterol sanguíneo es muy inferior a la de otros alimentos, dada su mayor concentración de ácidos grasos insaturados (ejercen un efecto reductor del colesterol), y su escaso contenido en ácidos grasos saturados (cuyo exceso está relacionado directamente con el aumento del colesterol plasmático).

En el pescado se distribuyen cantidades relevantes, aunque variables, de minerales, según se trate de pescado marino o de agua dulce o si se considera el músculo sólo o se incluye la piel y las espinas. Destacan el fósforo, el potasio, el calcio, el sodio, el magnesio, el hierro, el yodo y el cloro.

El pescado marino es más rico en sodio, yodo y cloro que el pescado de agua dulce. Los pescados que se comen con espina y algunos mariscos aportan una cantidad de calcio extraordinaria: 400 miligramos por cada 100 gramos en las sardinas; 210 miligramos por cada 100 gramos en las anchoas; 128 en almejas, berberechos y conservas similares.

  • El contenido medio de calcio del resto de pescados y mariscos ronda los 30 miligramos por cada 100 gramos.
  • En general, el contenido medio de hierro de pescados y mariscos es inferior a la carne; 1 miligramo por cada 100 gramos frente a 1 miligramo y medio o 2 por cada 100 gramos.
  • Las salvedades se hallan en almejas, chirlas y berberechos (24 miligramos), ostras (6,5 miligramos) y mejillones (4,5 miligramos), referidos a 100 gramos de porción comestible.

No obstante, la ración habitual de consumo de estos alimentos suele ser más pequeña (por lo general se toman como aperitivo o como ingrediente de otros platos) y su ingesta es esporádica, por lo que no constituyen una fuente dietética habitual de este mineral.

En un análisis promedio de las vitaminas que contienen pescados y mariscos destacan las vitaminas hidrosolubles del grupo B (B1, B2, B3 y B12) y las liposolubles A, D y, en menor proporción, E, almacenadas éstas últimas en el hígado, principalmente. El contenido de vitaminas liposolubles es significativo en los pescados grasos y no lo es tanto en pescados blancos y mariscos.

El aceite de hígado de pescado constituye la fuente natural más concentrada de vitamina A y de vitamina D. La carne de pescado carece de vitamina C, si bien en el hígado y las huevas frescas (20 miligramos por cada 100 gramos), existe cantidad suficiente para asegurar un aporte adecuado a grupos de población que, como los esquimales, se alimentan fundamentalmente de pescado.

  • Como ocurre en otros alimentos, el contenido de algunas vitaminas (B1, B3 y B12) se reduce por las preparaciones culinarias del pescado (hervido, fritura, horno).
  • Las purinas son sustancias que proceden de la degradación de un tipo de proteínas del músculo del pescado y que, tras ser metabolizadas en nuestro organismo, se transforman en ácido úrico.
See also:  CMo Se Limpia Un Pescado?

Dichos compuestos se concentran en los pescados azules y el marisco, pero no en los pescados blancos. El contenido medio de purinas de 100 gramos de algunos pescados y mariscos es el que sigue: anchoa o boquerón (465 miligramos), sardinas (350 miligramos), arenques (207 miligramos), trucha (165 miligramos), salmón (140 miligramos), cangrejo (114 miligramos) y ostras (87 miligramos).

¿Cuál es el valor nutricional de la carne pescado?

Un alimento muy completo

Tipo de pescado % Grasa Aporte calórico
Pescado blanco o magro 1-3% En torno a 80kcal/100g
Pescado semigraso 3-8% 90-150kcal/100g
Pescado azul o graso >8% 150-200kcal/100g

¿Cuál es la importancia de comer pescado?

Importancia de consumir pescado Las guias alimentarias chilenas recomiendan el consumo de pescado por lo menos 2 veces a la semana, sin embargo, según la Encuesta Nacional de Salud, solo un 9,2% de la población sigue estas recomendaciones. Dentro de las razones habituales para el bajo consumo de pescado están, principalmente, el costo, el poco acceso a estos alimentos y la desconfianza en las condiciones de conservación.

El Estudio Chile Saludable, también reportó el bajo consumo de pescado, evidenciando que este es de 13,2 kg per cápita al año, mientras en el mundo es de 19,7 kg. El balance mundial es entregado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que, además de los pescados, considera algas, mariscos y crustáceos.

Por esta razón, la subsecretaría de Pesca (Subpesca) diseñó un plan, “del mar a mi mesa”, con el que pretenden aumentar el consumo en 6,8kg percapita al año 2027. El consumo de pescado es recomendado para toda la población, por ser una importante fuente de proteínas, además nos aportan vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, como el omega 3,

Estos últimos son esenciales, porque el cuerpo no los produce y es necesario consumirlos a través de la dieta. El ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA) son dos tipos de ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos omega 3 disminuyen los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentan los niveles del colesterol bueno (HDL).

Ayudan a mantener niveles de presión arterial normal, ya que favorece la elasticidad de las arterias. El efecto beneficioso de estos ha sido descrito en pacientes con innumerables afecciones y enfermedades de salud, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, depresión, deterioro cognitivo relacionado con la edad, y artritis reumatoide Además, se recomienda aumentar su consumo en embarazadas ya que ayuda a cubrir necesidades de EPA y DHA necesarios para el desarrollo del sistema nervioso y visión de los bebes desde su gestación.

Consume al menos 2 veces por semana, acompañado de ensaladas, en caldillo o guisos. Prefiere las preparaciones de pescado al vapor o a la plancha, evita las frituras. El contenido de nutrientes del pescado es semejante en cualquiera de sus formas : fresco, congelado o en conserva. Si son en conserva, prefiérelos al agua y no al aceite. Ten precaución con los altos niveles de sodio que tienen algunos. Ten cuidado al comprar pescado fresco, Debe tener los ojos brillantes, agallas rojas, piel húmeda y firme y no debe tener mal olor. No consumas pescados y mariscos crudos, evitarás enfermedades gastrointestinales. Al cocinar, lava bien las superficies y utensilios dónde se preparó el pescado crudo. Refrigera el pescado lo más pronto posible, se recomienda congelarlo si se va a consumir después de 2 días de la compra.

También puedes revisar nuestra sección dedicada a Alimentación y nutrición. Recuerda #QuedémonosEnCasa Foto portada: Foto de Comida creado por freepik – www.freepik.es

¿Qué enfermedad ayuda a evitar el consumo de pescado?

481. Consumo de pescados y mariscos previene enfermedades crónicas no trasmisibles Su consumo ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes, afirmó. Los pescados y mariscos son alimentos fácilmente digeribles, de bajo contenido calórico, con adecuado aporte de energía y proteínas y mejor composición nutrimental que la de otras carnes, por lo cual su consumo es benéfico para la salud de los mexicanos, aseveró el Secretario de Salud, doctor José Narro Robles.

  1. Al dictar la conferencia magistral “La Salud en México.
  2. Beneficios en salud del consumo de pescados y mariscos”, ante miembros de la industria de pesca y acuacultura, recalcó que por sus características nutrimentales, los pescados y mariscos ayudan a prevenir enfermedades crónicas, como las cardiacas, obesidad, sobrepeso y diabetes, entre otras.

Además, abundó, su consumo por parte de mujeres embarazadas beneficia el desarrollo neurológico de los bebés. Asimismo, las sardinas enlatadas son fuente de calcio y fósforo.

Narro Robles subrayó que para garantizar la calidad de estos productos mexicanos, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) se encarga de la regulación, control y fomento sanitario de plantas procesadoras de productos de la pesca, pescaderías, ostionerías y restaurantes.Además, trabaja en conjunto con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), a fin de garantizar la calidad de los productos que se consumen en el país, así como las condiciones de producción requeridas para la exportación.Debido a que la COFEPRIS tiene reconocimiento internacional, México exporta los productos certificados a Estados Unidos, Canadá, China, Japón, Vietnam y Filipinas, entre otros, así como a Centro y Sudamérica.Debemos asegurar a México y al mundo que los productos nacionales tienen calidad y control de riesgos sanitarios, con esto hay más salud para los mexicanos y mayor desarrollo económico.Ahí, ante el Secretario Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Eduardo Calzada, también habló sobre los logros y desafíos de la salud en nuestro país.

Síguenos en Twitter: y Facebook: y : 481. Consumo de pescados y mariscos previene enfermedades crónicas no trasmisibles

¿Qué alimentos son más ricos en proteínas?

Tabla de alimentos ricos en proteínas

Alimento Proteínas (por cada 100 g)
Pechuga de pollo 31 g
Lomo de cerdo 30 g
Filete de ternera 29 g
Queso parmesano 28 g

¿Qué porcentaje de vitaminas tiene el pescado?

Pescados magros Pescados grasos
Vitamina A 50-100 UI 4000-6000 UI1
Vitamina D 10-20 UI 8000-12000 UI2
Vitamina B1 0,1-0,4 mg 0,3-0,4 mg
Vitamina B2 0,2-0,4 mg 0,3-0,6 mg

¿Cuántas proteínas tiene un plato de pescado?

¿Cuánta Proteína tiene el Pescado Azul? – El pescado azul contiene en torno al 21 o 22% de proteínas por término medio, valor prácticamente semejante al que nos ofrece la ternera Una ración de pescado puede oscilar entre los 150-300g, lo que equivaldría entre 30-60g de proteína de muy buena calidad, junto a como hemos visto, el valor añadido de los ácidos Omega-3.

  • Con respecto al desglose en aminoácidos, vemos que es el Atún el que presenta un mayor perfil magro, aportando casi 10g de EAAs o Aminoácidos Esenciales, cifra que no está nada mal.
  • Asimismo, nos ofrece, por ración de 100g, más de 4g de BCAAs y casi 3,5g de Glutamina, y si volvemos a utilizar el mismo peso de las raciones que por generalidad se suelen consumir en las dietas, obtendríamos altas cantidades de estos aminoácidos, sobre 6 y 12g de BCAAs, y sobre 5 y 10,5g de Glutamina.
See also:  Cuantos Filetes De Pescado Tiene Un Kilo?

Estos dos tipos de aminoácidos se consideran, dentro del ámbito deportivo, y aun mas, el de competición, como fundamentales herramientas para mejorar la recuperación y regeneración muscular, además de propiciar un ambiente hormonal más propicio para la síntesis de proteínas.

Por 100g Salmón Atún Pez Espada
EAAs (Aminoácidos Esenciales) 8649mg 9908mg 8391mg
BCAAs (Aminoácidos Ramificados) 3690mg 4181mg 3541mg
Glutamina 2830mg 3489mg 2956mg

Tabla de Aminoácidos

¿Cuándo es recomendable comer pescado?

Cuántas veces es necesario comer pescado a la semana – Siguiendo las recomendaciones de especialistas en nutrición, se recomienda comer pescado dos o tres veces por semana, y poder así aprovechar los beneficios que aportan las diferentes variedades de pescado.

En El Pesquero contamos con una, Todos nuestros platos están elaborados con mimo y respetando en todo momento el producto principal. El potente sabor a mar es una experiencia en el paladar de todos nuestros comensales. En el caso de los niños, es recomendable la ingesta de pescado hasta 4 veces por semana,

Es importante contribuir al saludable desarrollo y crecimiento de los más peques. Finalmente, recordar que para poder aprovechar todas las propiedades del pescado, es necesario prepararlo de forma sana, sin grasas saturadas. Desde El Pesquero, te recomendamos prepararlo a la plancha, al vapor o guisado,

¿Qué tiene más proteína el pescado?

Los pescados con más proteínas

Pescados Contenido de proteínas por cada 100 gramos
Anchoa 21.5 gramos
Salmón 20.7 gramos
Palometa 20 gramos
Jurel 19.8 gramos

¿Qué tiene más proteínas pollo o pescado?

El pollo tiene 29 gramos mientras el pescado 21 pero este último es mucho más saludable y adaptable a cualquier dieta. y el pescado contiene 15 – 18 proteinas/100 gramos.

¿Qué es más saludable comer pollo o pescado?

¿Pollo o pescado, cuál tiene más proteína? – Ambos alimentos son excelentes si buscas aumentar masa muscular y tener una vida saludable. Según la preparación que tenga, son idóneos según tu objetivo. El pollo tiene mucho en común con el pescado en lo que respecta a las vitaminas del complejo B, que son muy útiles para convertir las calorías en energía.

Pero un gran aspecto positivo es que el pollo es mucho más alto en vitamina D, que ya es una vitamina de la que carecen los humanos a medida que envejecemos. Por otro lado, el pescado suele estar repleto de ácidos grasos omega-3. Estos se considera un nutriente esencial para la salud general a largo plazo.

Así que es genial tener esto en tu aparte de la pérdida de peso en sí. Asimismo, tiene un alto contenido de vitamina B-12 y los estudios también han demostrado que el pescado es muy bueno para ayudar a mantener saludable el bioma intestinal. Según un estudio del Instituto de Investigación de Suecia, publicado en la revista ‘Communications Earth & Environment’, algunos pescados como el salmón y los mejillones aportan más proteínas que la carne de vacuno, de cerdo o de pollo,

¿Qué son los nutrientes Qué son los nutrientes?

Tipos de nutrientes: funciones y características – Los nutrientes son todos aquellos elementos que necesita el cuerpo humano para garantizar el normal desarrollo de sus funciones. Son productos que ingerimos y que son captados por las células para luego transformarlos y procesarlos.

Según la FAO, los nutrientes más importantes para realizar dichas funciones corporales son las proteínas, las grasas, el calcio, el hierro, las vitaminas A y C, la riboflavina, el folato, la tiamina y la niacina, los cuales integran la tabla de composición nutricional básica para cualquier persona.

Los nutrientes cumplen básicamente con tres funciones en el organismo: proporcionan energía para las actividades diarias, reparan y renuevan el organismo y, por último, regulan las reacciones químicas que se producen en las células. Ahora bien, si se trata de describir los tipos de nutrientes que existen y sus principales cualidades, dicha lista debe incluir algunos como:

  • Hidratos de carbono: también llamados azúcares simples, proporcionan energía al organismo, aunque su consumo debe ser moderado. Se encuentran en alimentos como el arroz, el pan o las pastas, entre otros.
  • Lípidos o grasas: constituyen una fuente directa de energía para el cuerpo. Además, los tejidos adiposos protegen y sostienen los órganos vitales.
  • Proteínas: son uno de los componentes básicos para dar forma a los huesos y los músculos, así como para suministrar energía al organismo. Están relacionadas también con el control del peso y la regulación del colesterol.
  • Vitaminas o sales minerales: las encontramos principalmente en las frutas y las verduras. Intervienen en las funciones nerviosas y en la buena función y el correcto desarrollo de los músculos.
  • Agua: es el principal componente del cuerpo humano, además de ser al que le corresponde facilitar funciones como la digestión o la eliminación de residuos. Se puede consumir directamente o en productos derivados.

¿Qué tipo de nutrientes tiene el pollo?

Beneficios de la carne de pollo AUTOR – Equipo Editorial del Comecarne A continuación te presentamos los beneficios de la carne de pollo. El pollo en México lo consumimos en una gran variedad de platillos; lo encontramos entero, en piezas, horneado, guisado o hasta asado; acompañado de verduras, con hierbas, salsas y moles; en caldos y pastas.

Muy saludable. La carne de pollo es fuente importante de nutrientes como proteínas, lípidos, Vitamina 3 y minerales como calcio, hierro, zinc, sodio, potasio y magnesio, entre otros. De fácil digestión. La mayor parte de la grasa corporal del pollo se encuentra en la piel, por lo que al retirarla se reduce el consumo de grasa. Esto hace que la carne sea de fácil digestión y pueda ser consumida por personas de cualquier edad. Versátil. Al ser una carne de sabor neutro, tiene la habilidad de tomar cualquier sabor o especie que le agregamos en la cocina. La versatilidad del pollo es una ventaja importante, sobre todo en la riqueza culinaria de nuestro país. La carne de pollo en México tiene un alto valor biológico, se produce en condiciones con un alto grado de especialización y cumple los más altos estándares de calidad. Muy accesible. El pollo es una de las proteínas cárnicas de menor costo en el mercado.

Por esta razón, no es sorpresa que esta proteína lleve más de 4 mil años en nuestras mesas y forme parte de la dieta básica de personas de todas las edades y culturas del mundo.Para garantizar la calidad y frescura de tus alimentos te recomendamos prestar atención a la higiene de los establecimientos donde los compras; es importante que cuenten con el equipo adecuado para la conservación del producto.Fuentes:

Castañeda Serrano, Ma. del Pilar. Braña Varela, Diego. Martínez Valdés, Wendy. “Carne de Pollo Mexicana” Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, UNAM. Boletín ISBN: 978-607-37-0090-0. Octubre 2013 – Ultima fecha de consulta: 19 de septiembre 2018. Abaroa Silva, Sharai Isabel.

Adblock
detector