Caballo De Mar Que Comen?

Caballo De Mar Que Comen
Historia Natural – Dada su forma tan poco usual es difícil de creer que los caballitos de mar son definitivamente peces. En los caballitos de mar, la hembra usa su para depositar sus huevos en la bolsa de incubación del macho, ahí son fertilizados y permanecen hasta que eclosionan.

¿Quién se come a los caballitos de mar?

LA BIOLOGÍA DEL CABALLITO DE MAR
Dado el gran interés mostrado por multitud de personas, buceadores y no buceadores, sobre los “Caballitos de mar”, queremos desde aquí responder, o por lo menos intentarlo, a muchos de esos pequeños interrogantes sobre su biología, conservación y hábitat, animando así a una mayor investigación sobre estos maravillosos animalitos. Deseamos también que esta pequeña aportación en forma de texto sea un punto de inflexión en nuestra actitud hacia este bonito pero muy delicado animal, y que todas las personas, buceadores o no buceadores, se involucren en su conservación y cuidado. ¿Qué son? L os “caballitos de mar”, por increíble que parezca, son peces óseos ( Teleósteos ), estando clasificados en la misma familia que las agujas y peces pipa ( Syngnathidae ). Aunque la clasificación de las distintas especies de “caballitos” es muy problemática, todos están agrupados dentro de un mismo género, Hippocampus. ¿Cuántas especies existen?

table>

E n los últimos dos siglos se propusieron para su clasificación más de 120 especies de este curioso pez, pero dado que muchas de ellas eran en realidad la misma especie se han sacado como tales, estableciéndose en la actualidad 56 especies en todo el planeta; aunque todavía se esperan algunos cambios cuando ciertas especies complejas sean más cuidadosamente revisadas. Parte de esta dificultad, para llevar a cabo su clasificación, radica en el hecho de que puedan cambiar de color o incluso desarrollar filamentos en su piel para mimetizarse mejor en su entorno. Tampoco se comprende muy bien como estos animales pueden variar en su desarrollo, tamaño y forma o como esto está determinado por el hábitat, localización geográfica, temperatura del medio y/o edad. La confusión es tal que conduce a muchos científicos a asumir que han encontrado una nueva especie, cuando realmente lo que están haciendo es renombrar una ya previamente descripta. Los encontrados en la ría de Arousa, en especial la colonia de caballitos residente en el náutico de Ribeira, corresponden a la especie Hippocampus guttulatus Cuvier, 1829, también llamada, entre otras sinonimias, Hippocampus ramulosus Leach, 1814, por los apéndices que sobresalen a lo largo de su cuerpo. ¿Qué tamaño tienen? E l tamaño de los caballitos adultos varia enormemente, desde el pequeño Hippocampus minotaur Gomon, 1997, una especie descubierta en Australia que no sobrepasa los 18 mm. de longitud, al enorme Hippocampus ingens Girard, 1858, especie del pacífico que sobrepasa los 30 cm., desde la punta de su cola a la parte superior de su cabeza. Su peso varía también dentro de una misma especie, las hembras cuando tienen los huevos maduros y los machos cuando están preñados. El Hippocampus guttulatus, nuestro querido caballito, mide unos 15 cm. de longitud. ¿Cuánto viven? S u longevidad es muy variada, podemos deciros que la especie Hippocampus zosterae Jordan & Gilbert, 1882 vive aproximadamente un año, mientras que las especies Indopacíficas de caballitos de tamaño medio más estudiadas viven sobre los cuatro años. La longevidad del Hippocampus guttulatus nos es totalmente desconocida, por lo que es necesario una mayor investigación para poder responder mas cuidadosamente a la pregunta: ¿cuánto viven estos caballitos de mar?.

table>

¿Dónde viven? E l género Hippocampus se encuentra distribuido globalmente en ambos trópicos y en las aguas marinas templadas, comprendidas entre los paralelos 45º N. y 45º S., siendo en las zonas Indopacífica y Atlántica-oeste donde residen la mayoría de las especies. Viven entre las algas, manglares, corales y en los estuarios, hábitats marinos que se encuentran entre los más amenazados. De hecho la degradación y destrucción de sus hábitats está aumentando la presión sobre las poblaciones de caballitos de mar. La vegetación marina es dragada o tapada al realizar rellenos en el mar; los manglares están siendo cortados e inundados con agua dulce; los corales son dinamitados o destruidos, e incluso corren un gran riesgo de desaparición por el efecto invernadero; y los estuarios están entre las zonas más contaminadas, además de estar siendo canalizados. Los avistamientos del Hippocampus guttulatus en la ría de Arousa siempre han sido en aguas someras, a profundidades menores de 12 metros, estando asidos con su “cola” a algas, cabos o trozos de redes abandonadas, mientras se mecían al compás de los movimientos del agua.

table>

¿Qué comen? L os caballitos de mar son depredadores voracísimos, que comen exclusivamente comida viva móvil. Sus ojos, que tienen movilidad independiente entre si, les ayudan a reconocer su bocado preferido, pequeñísimos crustáceos que forman parte del zooplacton, los cuales constituyen casi exclusivamente su alimentación. Cuando la presa se pone a su alcance es aspirada a través de su hocico óseo por medio de un rapidísimo golpe de su cabeza. Tragan enteras a sus presas al no disponer de dientes, y se ven obligados a consumir grandes cantidades de comida para compensar su rápida e ineficiente digestión al no poseer estómago. ¿Quienes son sus depredadores? L os caballitos de mar juveniles son muy vulnerables a los depredadores, la mayoría de los peces piscívoros (comedores de peces); por el contrario los adultos no tienen muchos depredadores naturales, probablemente por ser difíciles de encontrar (usan muy bien el camuflaje), y además no deben ser muy “sabrosos” a causa de sus placas óseas. Los caballitos de mar se han encontrado en estómagos de grandes peces pelágicos tales como el atún, la castañeta roja, el pez dorado, etc. Los cangrejos y aves de mar (incluso los pingüinos) también se meriendan alguno de vez en cuando. Otro factor natural a tener en cuenta son las tempestades, las cuales pueden trastornar seriamente sus poblaciones, arrojando a algunos a tierra y a otros a la deriva, dando lugar, de éste modo, a la muerte de muchos adultos y jóvenes y que otros sean dispersados. Pero es el ser humano con su falsas creencias y su afán de posesión, como en tantos otros casos, el que los lleva casi a su extinción: en China y regiones limítrofes le otorgan poder afrodisíaco y creen que cura enfermedades como la impotencia, y nosotros los compramos para tenerlos confinados en peceras. Tal es así, que en la última conferencia mundial de la biodiversidad celebrada en Chile se declararon a los caballitos de mar como especie a proteger. En el caso de nuestro caballito de mar desconocemos totalmente que es lo que causa la recesión de sus poblaciones, dado que, por comentarios de los viejos pescadores, antaño era una especie muy extendida y se encontraba en cualquier lugar de la ría de Arousa. Lo que si he visto son multitud de estos animales disecados y convertidos en objetos ornamentales; este es un apartado muy importante que se debería estudiar para conocer nuestra influencia en la regresión de sus poblaciones e intentar concienciar a la gente que nos rodea para de alguna manera evitarlo. Entre las causas probables de esta regresión pueden estar: la contaminación; el relleno para construir puertos; el coleccionismo de ejemplares vivos y muertos; e incluso por una falta de información en su manipulación por los pocos pescadores concienciados que al pescarlos en sus redes intentan devolverlos al mar. También se desconoce la influencia que parásitos externos observados sobre ellos, en la foto Anilocra physodes (Linnaeus, 1758), puedan tener. En el caso de este parásito en particular solo se han observado ejemplares juveniles por lo que se puede plantear también la posibilidad de que usen a los caballitos únicamente como trampolín hacia otras especies de peces, siendo su influencia en estos casos muy baja. ¿Cómo se camuflan? E l camuflaje es parte fundamental de su supervivencia, dado que lo usan tanto para capturar a sus presas como para evitar a sus depredadores. Son capaces de realizar drásticos cambios de color a largo plazo para confundirse mejor en su entorno. La mayoría de los caballitos de mar tienen colores neutros que van desde el beige, al castaño, el negro, pero posiblemente incluyan naranjas fluorescentes y profundos púrpuras, dependiendo de la especie. También son capaces de desarrollar largos filamentos de piel para confundirse entre las algas de su entorno. Destacar que pueden realizar cambios de color a corto plazo, como forma de volverse más agradables durante el cortejo sexual. ¿Cómo nadan? L os caballitos de mar viven en hábitats muy complejos, lo que favorece la maniobrabilidad sobre la velocidad. De hecho tienden a vagar lentamente sobre el fondo marino usando sus aletas dorsales para la propulsión y sus aletas pectorales, parecidas a orejas, para la estabilidad y dirección. No tienen aletas pélvicas ni caudal, y tienen una pequeñísima aleta anal. Sus lentos movimientos nos dan una idea de la importancia del camuflaje para evitar a sus depredadores, y de lo frágiles que pueden llegar ser en un ambiente tan hostil. ¿Cuánto se desplazan? L a mayoría de las especies de caballitos de mar realizan muy pocos y pequeños cambios de “casa”, la cual no parecen defender y que consiste en un soporte central (alga, cabo, etc.) alrededor del cual enrollan su cola. Parecen fieles a su soporte, pues pueden ser encontrados repetidamente en el mismo. Estos peces se encuentran en densidades bajas, con unas interacciones altamente estructuradas tanto social como espacial. Sus habilidades de dispersión nos son desconocidas, así como la función de las corrientes locales para facilitar sus movimientos. ¿A qué hora del día son más activos? L a mayoría de estos peces son diurnos, lo que significa que su mayor actividad se desarrolla durante el día, estando particularmente animados al amanecer, cuando las parejas se unen en una espectacular “danza del vientre”. Existe una especie, Hippocampus comes Cantor, 1849, en Filipinas que ahora son nocturnos, lo que significa que son más activos de noche; los pescadores especulan que esto es una respuesta a la dura presión de la pesca ejercida sobre ellos.
See also:  Que Comen Las Almejas De Mar?

table>

¿Cómo se emparejan? L a mayoría de las especies de caballitos de mar forman parejas monógamas. La hembra y el macho se ayudan repetidamente y exclusivamente uno al otro en, y entre, las temporadas reproductivas. El vínculo de enlace se refuerza realizando danzas de bienvenida poco después de amanecer cada día. La hembra nada alrededor del macho y ambos cambian de color paseando y haciendo piruetas juntos. Esta danza tarda sobre diez minutos, después de la cual la pareja se separa para el resto del día. La bienvenida continua durante el embarazo del macho hasta que pare; la siguiente bienvenida es muy elaborada, en un cortejo total que dura casi nueve horas y rematando con la introducción de los óvulos en la bolsa del macho. La pareja enlazada ignora a todos los demás caballitos de mar durante el cortejo.

table>

Aunque todavía no se conoce mucho sobre la formación de parejas y su duración, en caso de pérdida o desaparición de la pareja tardan mucho tiempo en volver a tomar otra pareja, en algunas especies no vuelven a tener otra. ¿Cómo se reproducen? E s el único género de animales donde el que se queda “embarazado” es el macho. La hembra usa su ovopositor para insertar los huevos maduros dentro de la bolsa incubadora del macho, dentro de la cual son fertilizados. Sabemos que los animales embarazados son machos porque producen esperma, mientras que las hembras producen óvulos, cumpliendo así la definición básica biológica de ambos sexos. Una vez fertilizados, los óvulos se empotran en la pared de la bolsa siendo envueltos por los tejidos que revisten el interior de ésta. La bolsa se sella cerrándose y el macho desarrolla entonces los embriones. El oxígeno se difunde a través de los capilares del tejido que reviste los óvulos. Las hormonas ayudan a crear un fluido placental que baña una pequeña parte del huevo que sobresale de los tejidos de la bolsa. El medio creado por el fluido en la bolsa se altera durante el embarazo, pasando de ser parecido a los fluidos corporales a parecerse al agua del mar circundante, presumiblemente para reducir el estres de las crías en el momento del parto. El embarazo dura entre 10 días y 6 semanas, dependiendo de las especies y de la temperatura del agua del mar. Pasado este plazo el macho entra en labor, y por medio de contracciones y bombeando del interior de su bolsa hacia el exterior, durante varias horas, expele a las crías.Éstas son réplicas en miniatura de sus padres, de unos 7-11 mm. de largo, y que son capaces de arreglárselas por si mismos inmediatamente después del nacimiento. Son totalmente independientes y no vuelven a la bolsa después del nacimiento. La madurez sexual del macho es visible por la existencia de la bolsa incubadora en la cola, por debajo del abdomen. Las hembras parecen madurar al mismo tiempo que los machos, siendo visible su ovopositor cuando está transfiriendo los óvulos al macho. En especies estudiadas, los machos vuelven a quedar preñados rápidamente después de parir. El Hippocampus whitei Bleeker, 1855 experimenta sobre siete embarazos consecutivos, de una duración de 21 días, cada año en Sydney (Australia). La amplitud y duración de la temporada reproductiva varía con el emplazamiento, y puede estar influenciada por la luz, la temperatura y las turbulencias del agua del mar de la zona. © 2001 Centro de buceo HYDRONAUT@
See also:  Cosas Raras Que Comen Los Chinos?

/td>

Centro de Buceo HYDRONAUT@ Edif. Club Náutico Bajo -Pto. deportivo, s/n 15960 RIBEIRA (A Coruña) Tel/fax +34 981 875 286 – Tef.móvil +34 659 582 138 [email protected]

¿Cuántos caballitos salen de un caballito de mar?

Caballito de mar en movimiento – Por extraño que parezca, algunos machos pueden parir cientos de alevines por la mañana y quedar preñados de nuevo por la noche. En el clan de los caballitos de mar los nacimientos son otra cosa. Las 35 especies que conforman el género Hippocampus son únicas en el reino animal: son los machos, y no las hembras, quienes gestan.

Y al por mayor. Pero antes toca bailar. En un ritual de apareamiento que se prolonga días enteros, la pareja de caballitos de mar nada durante horas al unísono, a veces hocico con hocico y entrelazando mutuamente las colas. «¿Ha visto alguna vez el típico dibujo de dos caballitos de mar formando un corazón? Pues es bastante realista», dice Leslee Matsushige, conservadora asociada del Acuario Birch del Instituto Scripps de Oceanografía.

Tan romántica postura alinea el oviducto de la hembra con la bolsa incubadora que el macho presenta en el torso, en la que ella deposita cientos de huevos; el macho los fertiliza y cierra la bolsa, donde los huevos maduran y se convierten en alevines.

Algunos machos pueden llegar a parir cientos de alevines por la mañana y quedar preñados de nuevo al caer la noche. Los machos de los peces aguja y de los dragones de mar, emparentados con los caballitos de mar, incuban los huevos debajo de unos «faldones» o «parches» de su cuerpo. El caballito de mar es el único macho que presenta una bolsa cerrada similar a un útero,

Tras una gestación que dura entre 14 y 28 días según la especie, el macho padece contracciones que expulsan de su cuerpo a sus crías, hasta 1.500 en cada camada. Solo unos pocos sobrevivirán. El resto sucumbe en las fauces de los depredadores, atrapados en redes pesqueras o a causa de la destrucción del hábitat.

¿Cuánto cuesta un caballito de mar?

Un ejemplar en el mercado mexicano puede llegar a costar más de 800 pesos, según tamaño color o características.

¿Cómo atacan los caballitos de mar?

Su curiosa forma convierte a estas delicadas criaturas en unos depredadores eficaces y sigilosos – El silencioso ataque de los caballitos de mar 27/11/2013 Actualizado a las 17:26h. A pesar de ser nadadores muy lentos, los caballitos de mar (género Hippocampus) se alimentan principalmente de presas evasivas, que son capaces de detectar cualquier pequeña deformación en el agua que las rodea.

  • Hasta el momento se desconocía cómo los caballitos lograban acercarse lo suficiente a sus presas sin ser detectados.
  • Una investigación que se publica en Nature Communications, liderada por la Universidad de Texas en Austin y la Universidad de Minnesota, en EE.UU., explica que es la forma de su cabeza lo que les permite moverse de forma sigilosa perturbando lo menos posible el agua.

“El agua alrededor del hocico del caballito de mar apenas se mueve mientras se acercan a la presa. Asimismo, el cuello arqueado de su cabeza actúa como un resorte y les permite aproximarse para atacar a sus presas a una distancia relativa”, según el estudio.

Para llegar a esta conclusión utilizaron técnicas de holografía digital, que les permitió capturar imágenes en 3D y ver cuál era la función de la forma de la cabeza. Además, compararon estos resultados con las perturbaciones en el agua que dejan los peces pipa, parientes cercanos de los caballitos de mar pero con una forma de la cabeza diferente, y comprobaron que su teoría era cierta.

Es la cabeza lo que les permite moverse con sigilo.

¿Cómo ven los caballos de mar?

10 curiosidades sobre los Caballitos de Mar Caballo De Mar Que Comen Encontrar un caballito de mar mientras buceas es todo un acontecimiento. Estas pequeñas criaturas marinas son fascinantes, destacando su aparentemente poca habilidad para nadar o propulsarse eficientemente con sus aletas dorsales, de forma similar al pez caja.

Sin un orden específico, aqui van 10 hechos curiosos sobre estos pequeños habitantes del océano: – Los Caballitos de Mar están entre las criaturas mas lentas del océano, El Caballito de Mar Enano es el mas lento conocido con una velocidad punta de 1,5 metros por hora. – El apareamiento de los Caballitos de Mar empieza con un proceso de cortejo en el que el Caballito macho «baila» y expulsa chorros de agua desde su bolsa para mostrar a la hembra que está vacía.

El cortejo puede durar algunos días hasta que el apareamiento tiene lugar. – El Caballito de Mar macho es el que lleva los huevos a término, es decir, el que se queda embarazado. Durante el apareamiento, la hembra inyecta los huevos en la bolsa del macho, donde el macho los fertiliza.

See also:  Alimentacion Que Comen Los Cangrejos?

Los Caballitos de Mar pueden cambiar de color, Lo hacen como camuflaje o por estrés. Así que si estás viendo un Caballito de Mar y ves que cambia de color, es hora de dejarlo tranquilo. – Los Caballitos de Mar usan sus colas prénsiles para sujetarse al coral o a las algas, Suelen parecerse a aquello a lo que se sujetan, así que muchas veces parecen una ramita mas.

– El nombre en latin del Caballito de Mar es Hippocampus, que viene del griego antiguo hippos, que significa «caballo» y kampos, que significa «monstruo marino». Existen unas 50 especies de Caballitos de Mar, Dentro de cada especie los individuos varían tanto entre si, que es difícil identificar las subespecies.

  • Los Caballitos de Mar usan el camuflaje y la paciencia para preparar emboscadas a sus presas, como pequeños crustáceos, y cazarlas cuando se ponen a tiro.
  • Cada vez que comen hacen un sonido chasqueante.
  • Las crías de los Caballitos de Mar mientras están creciendo pueden comer hasta 3000 veces al día,

Cuando se vuelven adultos el número de veces baja hasta las 50. – Los Caballitos de Mar tienen buena visión y pueden mover cada ojo de forma independiente, de forma similar al camaleón. Puede mirar a la vez delante y detras, cosa que les ayuda a pescar a la presa.

  1. El mayor depredador de Caballitos de Mar es el ser humano,
  2. Los Caballitos se pescan para usar en la medicina tradicional China, para vender como adornos o recuerdos o atrapados en las redes de los pescadores de gambas.
  3. También son populares para poner en acuarios.
  4. Se estima que los humanos matamos unos 150 millones de Caballitos de Mar al año,

En España el área de distribución del Caballitos de Mar es muy amplia y abarca toda el litoral atlántico desde la Vigo en el Norte hasta las costas de canarias, y en el litoral mediterráneo en toda su extensión. Sin embargo, debido a la actividad humana, tanto en la recolección de ejemplares en el litoral como por la actividad despobladora de vegetación del litoral, es muy complicado ver individuos de esta especie en nuestras aguas.

Algunos de los lugares donde puedes encontrar Caballitos de mar son: La ria de Vigo, las costas de Tarragona, el litoral de Murcia (incluyendo las aguas del Mar Menor, donde la comercialización llevó a los Caballitos de Mar hasta casi su extinción, pero en los últimos años parece que su población se está empezando a recuperar), las aguas de Lanzarote y Gran Canaria y diversos puntos del litoral granadino,

Y tu ¿Has visto alguna vez un Caballito de Mar? ¿Donde lo has visto? Deja un comentario y cuéntanoslo. Artículo original: escrito por Fotos, traducción y adaptación: : 10 curiosidades sobre los Caballitos de Mar

¿Quien cuida a los caballitos de mar?

Los caballitos de mar pertenecen al género Hippocampus y son la única especie en que son los machos quienes gestan a las crías. El ritual de apareamiento de esta especie dura días y consiste en una suerte de baile donde la pareja nada al unísono con las colas entrelazadas.

¿Cuántas crías puede tener un caballito de mar?

Tener tres vaginas, comer a sus hermanos, incubar huevos en la boca o ser capaz de dar a luz a 2.000 ejemplares en una sola puesta son tácticas de gestación que existen en el mundo animal. Cada grupo de especies es un mundo en sí mismo y entender su reproducción es crucial, pues así se sabe cómo se mantienen las poblaciones en entornos más o menos hostiles.

“Controlar los mecanismos implicados en la reproducción te permite controlar la conservación de las especies y tener ejemplares de mejor calidad”, explica Miquel Planas Oliver, del Instituto de Investigaciones Marinas (IIM-CSIC). El caballito de mar es uno de los ejemplos más emblemáticos en cuanto a gestaciones curiosas, pues es el macho quien la lleva a cabo.

“Es un rasgo único en el reino animal. Atendiendo a la biología reproductiva es lo que salta a la vista”, confirma Planas, que ha escrito un libro sobre él, Estos animales pueden medir desde dos centímetros, como es el caso del pigmeo ( Hippocampus bargibanti ), hasta 20, como los que se encuentran en las costas españolas.

  • En función del tamaño, varía la cantidad de huevos que pueden fabricar e incubar.
  • Los más pequeños no superan los 30 mientras que los más grandes alcanzan los 2.000.
  • Si todo sale bien y controlado, pueden nacer todos vivos.
  • Sin embargo, si las condiciones ambientales y de alimentación no son las adecuadas, el caballito de mar es capaz de reabsorber los nutrientes que tienen los huevos de tal modo que se reduce el número.

“Muchas veces, el número de nacimientos no corresponde con los huevos que produce la hembra”, señala Planas. El caballito de mar 🐎🌊 es la única especie del reino animal en la que son los #padres quienes gestan a las crías. La hembra deposita los huevos en la bolsa incubadora del macho y este los fertiliza y protege hasta que son alevines.

  • Díadelpadre pic.twitter.com/shbkts2Bfv — Fundación Biodiversidad (@FBiodiversidad) March 19, 2020 Otro dato curioso que resalta el experto es la total sincronización entre la pareja.
  • Una hembra produce huevos por lotes sucesivos y los pasa al macho, un ciclo que se puede repetir unas seis u ocho veces a lo largo del año.

Mientras ella los madura, él tarda lo mismo en desarrollar los caballitos que ya tiene en su saco. “Se ahorra tiempo porque los dos trabajan. Es un ejemplo clave de la eficiencia reproductora”, añade el experto. El tiempo de gestación se sitúa entre 2 y 5 semanas, lo que es mucho tiempo en comparación con otros animales marinos, como el rodaballo o la dorada, que sacan larvas pequeñas y ciegas en apenas cinco días.

Adblock
detector