En Que Estado Se Comen Los Chapulines?

En Que Estado Se Comen Los Chapulines
“Viscosos pero sabrosos”: Insectos comestibles, tradición, sabor y nutrición Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural | 19 de septiembre de 2016 No cabe duda de que la gastronomía que nos representa es de las más especiales del mundo. Basta con conocer y degustar la inmensa variedad de platillos exóticos que nos ofrece y que cautivan gustos exigentes, como aquellos que se preparan con insectos aptos para la alimentación.

Los chapulines, escamoles, gusanos de maguey, jumiles, hormigas, acociles y escarabajos, son algunos de los muchos insectos con los cuales se hacen manjares culinarios que se disfrutan principalmente como botana tradicional después de freírse y sazonarse de diferentes maneras. Cabe resaltar que estos han sido considerados platos de lujo desde tiempos prehispánicos.

Los insectos más comunes o conocidos son los chapulines, en Oaxaca, particularmente, se comen en tacos con salsa de chile pasilla. Los escamoles (larvas de hormiga) son muy preciados en el estado de Hidalgo, cuyas recetas los incluyen en la preparación de tamales, salsas, caldos, horneados y tunas rellenas.

En Oaxaca, con los gusanos de maguey se elabora sal y también se agregan a las botellas de mezcal a fin de garantizar la autenticidad de la bebida. En los estados de México y Morelos los jumiles (chinches de campo) nunca faltan en las salsas, tacos, arroz y hasta en los huevos revueltos. Actualmente, el consumo de insectos ha adquirido una mayor relevancia debido a que se ha promovido potencialmente su valor nutrimental y gastronómico, al ser una rica fuente de proteínas y considerárseles ingredientes gourmet en la cocina contemporánea.

Sabías que En el mundo existen cerca de 1,681 especies de insectos comestibles. : “Viscosos pero sabrosos”: Insectos comestibles, tradición, sabor y nutrición

¿Cómo se come el chapulín en Oaxaca?

Chapulines comestibles: Tradición y sobreexplotación en Oaxaca Los insectos son el grupo de animales terrestres más amplio en el planeta y se encuentran en todos los ecosistemas, tanto continentales como dulceacuícolas. Su existencia data de 350 millones de años. Son dominantes desde el punto de vista numérico, es decir, existe un gran número de especies; asimismo, son dominantes en biomasa, ya que los podemos encontrar en abundancia en determinadas zonas.

  1. Además de la importancia ecológica, muchos insectos son considerados de relevancia alimenticia, ya que son parte de la dieta en varias regiones del mundo y nuestro país no es la excepción.
  2. Dentro de los insectos comestibles en México tenemos a los chapulines, artrópodos pertenecientes a la clase Insecta y al orden Ortoptera, cuyo nombre deriva del griego y significa ‘alas rectas’.

Su nombre común proviene del náhuatl chapolín que significa ‘insecto que rebota como pelota de hule’. Se han descrito trece mil especies en todo el mundo, de las cuales 920 se han descrito en México. Conociendo a los chapulines Morfológicamente pueden ser grandes, medianos, e incluso de tamaño muy pequeño.

  1. La cabeza forma un ángulo recto con el eje del cuerpo, presentan la boca dirigida hacia abajo, con antenas medianamente largas.
  2. Tienen estructuras oculares diferentes a la de nosotros los humanos, ya que pueden tener dos órganos visuales: ojos simples también llamados «ocelos», que les permite una visión rudimentaria o casi nula, pues solo son capaces de percibir luz, pero no proyectan una imagen como la nuestra; y ojos grandes compuestos, es decir, órganos sensoriales más complejos a través de los cuales pueden tener una visión más precisa, donde se aprecian los colores y forma de los objetos.

Cabe destacar que ambas estructuras visuales pueden estar presentes en un mismo individuo. La forma del aparato bucal varía entre los insectos, en el caso de los chapulines, poseen un aparato bucal de tipo masticador, es decir, que sus mandíbulas son muy fuertes y aptas para cortar y triturar el alimento, como hojas y tallos. ¿Dónde viven? Los chapulines generalmente se distribuyen en zonas cálidas donde hay arbustos o hierbas bajas como pastizales, praderas o zonas de cultivo; son de hábitos diurnos, pero algunos pueden ser nocturnos; su dieta es variada ya que pueden alimentarse de hojas, tallos o frutos.

  1. En algunos lugares los chapulines son considerados plagas y pueden dañar gravemente los cultivos, pero en otras zonas son fuente de alimento, como en Oaxaca.
  2. Pero, tienen importancia ecológica ya que son parte de la dieta de otros animales, son bioindicadores porque son susceptibles a cambios en el ambiente y son controladores de plagas.

Una tradición ancestral con aporte nutricional La tradición surge desde la época prehispánica, y en México, desde tiempos remotos se han consumido gran variedad de insectos, siendo los estados de Oaxaca, Veracruz, Morelos y Guerrero los que conservan dichas tradiciones.

  • En Oaxaca, se continúa con la tradición de preparar chapulines marinados en jugo de limón con sal o con chile.
  • Generalmente, son consumidos por los diversos grupos étnicos presentes en el estado, entre los cuales destacan los zapotecos, mixtecos, chatinos, mixes, chontales, triquis y nahuas, por mencionar algunos.

¿Alguna vez has probado los chapulines? ¿Te puedes imaginar su sabor y textura al paladar? El gusto por comer insectos y arácnidos, o artrópodos en general, es denominado entomofagia. Para los oaxaqueños, los insectos, pero en particular los chapulines, representan un gran valor gastronómico y nutrimental, y en la actualidad, su consumo es más notorio.

  1. Sin embargo, aún se concibe la idea como algo desagradable y de mal gusto, pero basta probarlos en alguna de sus presentaciones para darnos cuenta que tienen un sabor increíble y funcionan muy bien como guarnición o como parte de la dieta.
  2. Estos se consumen tanto en estado de ninfa como adultos.
  3. Entre las especies comestibles de chapulines encontramos a Sphenarium purpurascens, Sphenarium magnum, Sphenarium histrio, Melanoplus femurrubrum y Melanoplus mexicanus,

Los chapulines aportan nutrientes como proteínas, calcio, hierro, niacina, riboflavina y fósforo, por lo que se consideran un alimento con alto aporte nutricional y, por lo tanto, poseen un gran valor. Ello les confiere una alternativa para la alimentación en las comunidades rurales de México que sufren de carencias alimenticias. Sobreexplotación del recurso ¿Qué hacer al respecto? No obstante, esta tradición gastronómica milenaria podría tener graves repercusiones, ya que debido a la colecta desmedida de dichos insectos y sin el conocimiento de la especie, podríamos alterar su ciclo biológico, causando un desequilibrio ecológico.

  1. Ya sabemos que los chapulines son muy ricos, pero existe el problema de la sobreexplotación, debido a que la demanda de estos insectos se ha incrementado significativamente, ya sea por el autoconsumo, ingreso económico y la inexistente reglamentación sobre el uso y comercialización de los mismos.
  2. Es común que en las comunidades indígenas o las etnias de las regiones de Oaxaca, sean las principales en utilizar a los chapulines como alimento y como fuente de ingresos.

No obstante, hay ocasiones en que los chapulines son comprados por personas intermediarias que revenden el producto a precios exorbitantes en las grandes ciudades, mientras que a los indígenas les pagan una cantidad mínima por ellos. Además, si los chapulines son colectados en campos de cultivo, están expuestos a los químicos sintéticos como plaguicidas y fertilizantes que se aplican, conteniendo contaminantes, algunos considerados tóxicos para el consumo humano.

En este sentido, es importante buscar alternativas que aseguren la colecta, producción o cría de los chapulines, con medidas sanitarias estrictas para evitar daños a la salud de los consumidores. La recolección de chapulines generalmente se hace durante las estaciones de primavera y verano, cuando hay mayor diversidad y abundancia.

Un factor importante durante la recolecta, es que se capturan tanto individuos jóvenes como adultos, por lo que las poblaciones tienden a disminuir, ya que no se permite un óptimo ciclo de reproducción. Debido a la falta de una legislación para regular la explotación, producción y comercialización de chapulines, es de suma importancia la creación de una ley que avale y sustente su uso, para fomentar el aprovechamiento, producción, conservación e inocuidad adecuados.

  1. Para ello, es importante tener un conocimiento completo de la especie como su función ecológica, hábitos, hábitat y, sobre todo, su ciclo biológico, para determinar los tiempos y la cantidad de colecta, o bien, cómo producirlos bajo condiciones óptimas.
  2. Ciclo de vida Los chapulines son ovíparos.
  3. Desde que nacen, son muy parecidos a los chapulines adultos o grandes, pero en pequeñito, solo hay algunas diferencias como en los órganos reproductores que no están bien diferenciados, al igual que las alas, las cuales son muy reducidas.
See also:  Escarabajos Que Comen?

Generalmente, se alimentan de lo mismo que los chapulines adultos y comparten los mismos espacios. Para lograr la reproducción utilizan sus patas o alas para generar sonidos y así atraer o comunicarse con las hembras y cortejarlas para permitir el apareamiento.

Los chapulines tienen una metamorfosis incompleta, es decir, presenta tres estadios o fases: huevo, ninfas y chapulín adulto. En México, por ejemplo, el ciclo comienza cuando la hembra se aparea con el macho entre los meses de agosto y septiembre. Posteriormente, la hembra deposita sus huevecillos en el suelo, los cuales tienen un aspecto parecido a un grano de arroz de color amarillento a café y eclosionan durante las primeras lluvias.

Después, el estado de ninfa es el que tiene más fases, hay ninfas sin alas y ninfas con alas reducidas. Finalmente, entre noviembre y diciembre se convierten en adultos con órganos reproductivos diferenciados, antenas largas y delgadas, y presentan alas más grandes. Implementación de granjas de chapulines Finalmente, una alternativa viable serían las granjas de chapulines donde las condiciones se mantengan reguladas y su aprovechamiento sea más fácil. Asimismo, se asegura ofrecer al consumidor un producto alimenticio orgánico y de calidad, y sobre todo, se aprende a cultivar, aprovechar y comercializar el recurso con fines alimenticios y económicos, pero siempre cuidando la biodiversidad de especies y la no sobreexplotación.

De esta manera aseguramos una opción sostenible que puede brindarnos muchos beneficios a corto y largo plazo, no solo como autoconsumo para la mitigación del hambre en zonas rurales de México, sino también para la distribución en restaurantes gourmet o platillos tradicionales, e incluso exportarlos a otros países.

¡CHAPULINES.! Preparacion y Recoleccion De esta comida prehispanica

Hay pocos estudios sobre los chapulines en México, pero aprender sobre ellos es fundamental para implementar estrategias que permitan evitar el deterioro de sus poblaciones. Por lo tanto, es indispensable el surgimiento de una legislación que establezca las directrices para la conservación, manejo sustentable y aprovechamiento de la especie, con lo cual puede mejorar en el ingreso económico de las personas de zonas rurales que los comercializan. Para Saber Más: Pijoan M. (2001). «El consumo de insectos entre la necesidad y el placer gastronómico». Etnofarmacia, 20 (9), 150-161. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5325844 Ramírez-Bautista J. y Galindo-Leal C. (2015). Chapulines y parientes, México, Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), 28 pp.

http://www.paismaravillas.mx/assets/pdf/libros/chapulines.pdf Ramos-Elurduy J., Pino J.M. y Conconi M. (2006). «Ausencia de una reglamentación y normalización de la explotación y comercialización de insectos comestibles en México». Folia Entomológica Mexicana, 45 (3), 291-318. Jazmín Villanueva Acatitlán.

Estudiante de Licenciatura en Biología en la Universidad del Mar, Campus Puerto Escondido, Oaxaca. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. : Chapulines comestibles: Tradición y sobreexplotación en Oaxaca

¿Cómo son los chapulines que se comen en México?

Chapulines, chinicuiles y otros insectos comestibles La humanidad tiene una tradición milenaria en el consumo de diferentes insectos, una fuente de alimentos segura con un alto contenido de proteínas, En México, utilizar insectos con fines culinarios viene de la época prehispánica, los cuales se disfrutan en diversos platillos típicos y algunos hasta tienen uso medicinal.

Si piensas en unos tacos a lo mejor no se te ocurría que fuera de insectos, pero los de gusanos de maguey son una verdadera delicia. Son saladitos y crujientes al masticar, dejando en el paladar un toque como el que deja el mezcal. También te puedes hacer un taquito de alacrán, Sí, leíste bien, un platillo popular duranguense que puedes disfrutar capeado, frito o a la mantequilla.

La hueva de mosco acuático o también llamada ahuautle es otro manjar que debes probar. Es originario del Valle de México con una sazón parecida a la del camarón molido. Suele cocinarse en tortitas con huevo en una tortilla con salsa. Los chinicuiles también son muy ricos, son gusanos de chile parecidos a los de maguey, ingrediente tradicional de las gastronomía de Hidalgo.

Se pueden disfrutar en recetas saladas o en postres. Por su textura y sazón, los jumiles no pueden faltar en la lista. Estas chinches de campo son un platillo tradicional en algunas zonas de Guerrero y Morelos y son clásicas en las salsas molcajeteadas. Las hormigas chicatanas son un platillo codiciado en Hidalgo, Veracruz, Chiapas, Oaxaca y Puebla.

Se pueden encontrar en recetas básicas como salsas, tamales, caldos, guisados y hasta galletas. Los chapulines son un clásico, no por nada son los insectos comestibles más famosos de México. Son una exquisita botana que generalmente se prepara con chile piquín, sal y ajo.

  1. Se puede disfrutar sola o agregarse a platillos como quesadillas, tlayudas o tacos.
  2. Los gusanos de cuchamá son otros insectos deliciosos que pueden causar adicción.
  3. Son originarios de Zapotitlán Salinas, Puebla y se pueden preparar fritos o al mojo de ajo.
  4. Considerado como el ‘caviar mexicano’, los escamoles se han posicionado como un platillo de alta cocina, tradicional en Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala.

Esta exquisita hueva de hormiga es un alimento lujoso por ser un producto de temporada, cuya recolección y cultivo tiene grado de dificultad, de ahí que su costo sea elevado. Estos alimentos tradicionales de los pueblos mesoamericanos enriquecen la gastronomía de nuestra tierra al agregar textura, color y sazón a numerosos platillos.

¿Dónde se comen los saltamontes?

Alrededor de 2.000 especies de insectos se consumen en naciones de Asia, América del Sur y África. En Tailandia, por ejemplo, se venden bandejas colmadas de saltamontes crujientes fritos en los mercados.

¿Qué tan bueno es comer chapulines?

Boletines

19:30 hrs. Junio 26 de 2002

Boletín UNAM-DGCS-0572 Ciudad Universitaria

ul>

  • Pie de foto al final del boletín
  • GRAN CANTIDAD DE VITAMINAS APORTAN LOS INSECTOS
  • · José Manuel Pino Moreno, del Instituto de Biología, dijo que los insectos tienen propiedades medicinales y contribuyen a combatir algunas enfermedades
  • · El ahuahutle y los chapulines producen mayor cantidad de energía que el trigo
  • En comparación con algunos alimentos convencionales, los insectos aportan cantidades significativas de vitaminas, las cuales son esenciales para transformar los alimentos en energía, para el crecimiento normal, el mantenimiento del cuerpo y la prevención y alivio de enfermedades, aseguró José Manuel Pino Moreno, del Instituto de Biología de la UNAM.
  • Explicó que cuando una persona está bien alimentada y tiene una dieta balanceada en proteínas, aminoácidos, minerales y vitaminas, no se enferma, o por lo menos es más resistente. Debido a que muchas de las enfermedades son consecuencia de una deficiente alimentación, los insectos contribuyen a combatirlas.

    Al dictar la conferencia “Valor nutritivo de los insectos en México”, en la Facultad de Ciencias, comentó que si se compara la cantidad de vitaminas que contienen los alimentos tradicionales y los insectos, se observa, por ejemplo, que algunas especies tienen mayores proporciones de vitamina “A” que el hígado y la leche.

    Pino Moreno mencionó que mientras el maíz tiene 7 u 8 por ciento de proteínas, el insecto que se alimenta de esa gramínea contiene entre 35 y 40. En los chapulines el porcentaje también es alto: de 72.92% en 100 gramos. Algunos órdenes de insectos tienen una cantidad de proteína que no obstante ser menor a la del pescado, resulta similar a la del ganado vacuno y mayor que la del frijol, la lenteja e, incluso, la soya.

    Otra de las ventajas de los insectos comestibles es que se digieren con facilidad. Por ejemplo, el chapulín tiene 62.93% de proteína total, de la cual el 89.63 es digestible, según experimentos realizados in vitro. En el organismo, donde en el proceso digestivo intervienen otras enzimas, esa cifra podría incrementarse.

    El biólogo aseguró que en los insectos el porcentaje de producción de calorías por cada mil gramos es más alto en comparación con la soya. El ahuahutle y los chapulines producen mayor cantidad de energía que el trigo. En México, de acuerdo con la localidad y la entidad de la República de que se trate, los insectos no son un alimento periférico sino básico.

    See also:  Que Comen Los Pajaritos Bebes?

    Los más consumidos son los escamoles, los jumiles y los chapulines, en estados como Hidalgo, Guerrero y Oaxaca, respectivamente. Los chapulines, en particular, se comen en grandes cantidades, e incluso son llevados de Tlaxcala y Puebla. Aclaró que estos animales se consumen, por lo general, en estado inmaduro (huevecillos, larvas, pupas y ninfas), debido a que se digieren con mayor facilidad y poseen un mayor valor nutritivo.

    Sólo ocasionalmente se comen los adultos. El investigador universitario recordó que los artrópodos son el grupo animal dominante, y dentro de éstos el de los insectos, de los cuales existen más de un millón de especies diferentes y aún están por descubrirse muchas más.

    1. En México forman parte de nuestra cultura ya que se consumen desde antes de la Conquista.
    2. Además, son omnívoros (comen casi de todo), tienen una alta capacidad de reproducción y de adaptación a todo tipo de hábitat, su ciclo de vida es corto, su preservación es simple, su manejo barato y requieren de un procesamiento mínimo.

    Comentó que además de ser plagas agrícolas y forestales, y de que pueden transmitir enfermedades, también tienen utilidades medicinales, producen miel, seda, etcétera. En cuanto a sus propiedades medicinales, destacó, por ejemplo, que los jumiles ayudan a combatir problemas de bocio y dolor de muelas.

    Contienen minerales como calcio (para los huesos), cloro y potasio (para fluidos orgánicos), hierro (que permite prevenir la anemia) o magnesio (que forma parte de la composición muscular). Pino Moreno concluyó que en las zonas rurales los insectos no tienen costo, pero en los restaurantes se cotizan a muy altos precios.

    Tienen mercado y demanda, por lo que su comercialización los hace redituables.

    1. – o0o –
    2. PIE DE FOTO
    3. Algunas variedades de insectos comestibles tienen una cantidad de proteína que, no obstante ser menor a la del pescado, resulta similar a la del ganado vacuno y mayor que la del frijol, la lenteja e, incluso, la soya, explicó, José Manuel Pino Moreno, del Instituto de Biología de la UNAM

    : Boletines

    ¿Dónde se comen chapulines en México?

    “Viscosos pero sabrosos”: Insectos comestibles, tradición, sabor y nutrición Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural | 19 de septiembre de 2016 No cabe duda de que la gastronomía que nos representa es de las más especiales del mundo. Basta con conocer y degustar la inmensa variedad de platillos exóticos que nos ofrece y que cautivan gustos exigentes, como aquellos que se preparan con insectos aptos para la alimentación.

    Los chapulines, escamoles, gusanos de maguey, jumiles, hormigas, acociles y escarabajos, son algunos de los muchos insectos con los cuales se hacen manjares culinarios que se disfrutan principalmente como botana tradicional después de freírse y sazonarse de diferentes maneras. Cabe resaltar que estos han sido considerados platos de lujo desde tiempos prehispánicos.

    Los insectos más comunes o conocidos son los chapulines, en Oaxaca, particularmente, se comen en tacos con salsa de chile pasilla. Los escamoles (larvas de hormiga) son muy preciados en el estado de Hidalgo, cuyas recetas los incluyen en la preparación de tamales, salsas, caldos, horneados y tunas rellenas.

    En Oaxaca, con los gusanos de maguey se elabora sal y también se agregan a las botellas de mezcal a fin de garantizar la autenticidad de la bebida. En los estados de México y Morelos los jumiles (chinches de campo) nunca faltan en las salsas, tacos, arroz y hasta en los huevos revueltos. Actualmente, el consumo de insectos ha adquirido una mayor relevancia debido a que se ha promovido potencialmente su valor nutrimental y gastronómico, al ser una rica fuente de proteínas y considerárseles ingredientes gourmet en la cocina contemporánea.

    Sabías que En el mundo existen cerca de 1,681 especies de insectos comestibles. : “Viscosos pero sabrosos”: Insectos comestibles, tradición, sabor y nutrición

    ¿Qué es un chapulín en México?

    Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria | 10 de febrero de 2020 El chapulín, es una plaga de amplia distribución, los géneros más comunes y de mayor importancia en México son: Melanoplus, Sphenarium y Brachystola, los cuales se alimentan de hojas, tallos y frutos tiernos, de granos básicos, leguminosas, hortalizas, frutales, entre otros.

    • Los daños influyen de forma directa en los rendimientos y calidad de los cultivos de las principales zonas productoras de los estados de Chihuahua, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Aguascalientes, Hidalgo, México, Michoacán, Puebla, Tlaxcala y Guanajuato.
    • Ante esta problemática, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), implementó la campaña contra el chapulín con el objetivo de detectar oportunamente cada una de las especies de la plaga y reducir los niveles de infestación, basando sus acciones en un programa de manejo integrado.

    Es importante mencionar que de no realizarse acciones fitosanitarias contra el chapulín, puede ocasionar pérdidas en el rendimiento que van del 50 al 60% en cultivos de granos básico y disminuciones del 30 al 40% en la producción de forraje, así como el aumento en los costos de producción.

    Fundamento Legal Estrategia Operativa Ficha Técnica Programas de Trabajo Informes y Evaluaciones Presupuesto 2018 Directorio de coordinadores y colaboradores Situación Fitosanitaria Actual

    English version

    ¿Cuál es la comida tradicional de Oaxaca?

    El tasajo es un platillo tradicional de la región.

    ¿Cómo se le dice a los chapulines en Oaxaca?

    Oaxaca de Juárez, Oax.9 de octubre de 2021. Chapulines, gusanos de maguey, hormigas chicatanas y jumiles son protagonistas de diversas recetas de la cocina del estado de Oaxaca que es reconocida por platillos como los tamales, moles, tacos, salsas y tlayudas que integran como ingrediente principal a los insectos, alimento que destaca por su sabor, variedad y valor nutrimental: proteínas, hierro, fósforo, zinc, calcio y fibra.

    En Oaxaca es popular consumirlos enteros o molidos; preparados con ingredientes como el jitomate, chile, calabaza, cacao o hierbas aromáticas, además de integrarlos a platillos fritos, guisados o asados. Excelente acompañante del mezcal, bebida que se caracteriza por tener un gusano de maguey dentro de su botella, así como de la sal que se elabora con chapulín y chiles secos.

    Los insectos están presentes en la dieta de los mexicanos desde tiempos ancestrales, son parte de la cultura culinaria; Hanibal Ortiz, integrante de la Cooperativa Gastronómica Huaje, explicó que alrededor de 26 variedades de insectos aportan sabor y nutrientes a la gastronomía de Oaxaca.

    • La comida prehispánica a base de insectos comestibles (entomofagia) continúa presente en la dieta de varias comunidades de nuestro estado; existe registro histórico que a la llegada de los españoles se consumían 535 tipos de insectos en toda Mesoamérica”.
    • Oaxaca es uno de los estados en donde más se consumen los insectos, “hoy seguimos disfrutando de platillos inspirados en los chapulines, hormigas chicatanas, gusanos de maguey, así como los cocopaches, cuchama, pochocuil, ticocos, chicharras de nopal, ahuate, vinagrillo y grana cochinilla, entre otros”.

    Muchos se consiguen en temporada, como las chicatanas que salen durante las lluvias de junio o los chapulines, que abundan principalmente en la época de frío. Las investigaciones de Gastronómica Huaje documentan que en Oaxaca se consumen alrededor de 26 variedades que “a pesar de su apariencia aportan grandes beneficios a la salud como las proteínas, hierro, fósforo, fibra y calcio.

    • Nuestros antepasados los consideraban como el principal alimento para sus emperadores y guerreros, gracias a su alto valor nutritivo”.
    • Convencido de sus beneficios, Hanibal ha recorrido diversas regiones de Oaxaca en donde difunde el valor y características de los insectos.
    • Entre las recetas que es posible preparar están el mole de cocopache con chile negro, el delicioso estofado de aceitunas con cuchama (larva de mariposa) o el mole de chicatanas con chile costeño amarillo”.

    Para Petra Cruz, palmeadora de tortillas, ingredientes como el maíz y los chapulines son un sustento de vida; “si sólo tienes tortillas las puedes acompañar con chapulines y ya tienes un taco, un alimento muy completo y saludable”. En Tlaxiaco, región de la que es originaria, se consumen los alimentos por temporada; las hormigas chicatanas las compra a los vendedores de La Costa y las prepara en salsa con chile puya o guajillo que dora en su comal, agrega ajo, un poco de sal y los muele en el molcajete junto con las chicatanas.

    See also:  Caballo De Mar Que Comen?

    Petra prepara tortillas con maíz blanco, amarillo, colorado o azul, prefiere el que se genera en la Mixteca “conservamos y preservamos nuestras tradiciones al preparar tortillas con maíz nixtamalizado “ingrediente que fusionamos con los gusanos de maguey y una salsa preparada con chiles secos y jitomate asado”.

    A ella la encontramos en el Barrio San Miguel en Tlaxiaco, “anteriormente vendía en el mercado Juárez y cuando la venta estaba baja, compraba 10 o 15 pesos de chapulines y preparaba uno o dos tacos y así tenía una comida completa con la energía para todo el día”.

    El productor e investigador Jesús Ortiz, conocido en el medio como Chucho Espina, destaca la importancia de conocer el valor de los insectos y para ello ha generado un nuevo concepto en torno al maridaje de mezcal con botanas preparadas con chapulines, hormigas chicatanas y gusanos de maguey, entre otros.

    “El sabor del destilado se enaltece al hacer sinergia con las texturas y aromas de estos ingredientes que están presentes en la cocina desde tiempos prehispánicos”. El director y fundador de Archivo Maguey promueve la cultura del mezcal; su historia, variedades, procesos y forma de beberlo, así como su relación con los insectos que prepara en memelas, tostadas o molotes.

    “Los podemos disfrutar en tortillas de maíz, botanas, catas sensoriales o cenas exóticas; comer insectos es un arte y estas experiencias nos sensibilizan con el sabor y colores de estos elementos”. Es importante probarlos en su forma natural, tostados o tatemados en comal “entre menos procesos presente el ingrediente mejor se apreciará su sabor; solo necesitan secarse, tostarse o agregar un poco de sal.

    La gastronomía local se degusta mejor con los mezcales de la región; por ejemplo, el mezcal de Miahuatlán va mejor con maíz y hierbas aromáticas; el de Ejutla con frutas y el de la Mixteca con insectos como el cocopache”. -0-

    ¿Dónde se comen insectos en México?

    Insectos comestibles Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural | 09 de mayo de 2018 Lo anterior fue documentado en el Códice Florentino, escrito por Fray Bernardino de Sahagún, donde se describen 96 especies de insectos comestibles en ese entonces.

    1. En la actualidad, México cuenta con 549 especies comestibles y es uno de los países más ricos en insectos.
    2. Existen aproximadamente 1,681 especies de insectos en todo el mundo que son aptos para la alimentación, esto significa que nuestro país cuenta con casi una tercera parte de ellos.
    3. Estos son una fuente alimenticia altamente nutritiva y saludable, poseen un alto contenido de grasas, proteínas, vitaminas, fibras y minerales e incluso resultan ser mejor que la carne de res, puerco y pollo.

    Dentro de la República Mexicana, los estados del sur, centro y sureste son los principales productores y consumidores de insectos. Algunos ejemplos de son los pulgones, escarabajos, mariposas, moscas, chapulines, gusanos de maguey, jumiles y escamoles; cabe destacar que algunos de estos insectos son considerados como exóticos.

    • Su consumo, lejos de ser considerado como un alimento de último recurso, se da por gusto, tradición, por su abundancia y porque la gente los califica como limpios, sabrosos y nutritivos.
    • ¿Sabías que.? En México se consume el ahuatle, es decir, el huevo de la chinche de agua conocida como axayácatl.

    : Insectos comestibles

    ¿Dónde queda el chapulín?

    Especie de chapulín o grillo mexicano, de la región de Tepetlaoxtoc, Estado de México, México.

    ¿Cuánto come un chapulín?

    Alimentación del saltamontes – La mayoría de los saltamontes son herbívoros por lo que se alimentan de plantas y frutos secos, pero sobre todo de hierba. También pueden incluir en su dieta polen y néctar. No obstante, lo que comen los saltamontes puede variar según la especie ya que algunas (pocas y normalmente solo en caso de necesidad) pueden llevar una dieta omnívora e incluir insectos en su alimentación.

    1. Aunque la dieta del saltamontes se basa principalmente en la hierba, pueden comer otros alimentos como flores, tallos, semillas, cereales, frutas y verduras.
    2. Puedes ofrecerles lechuga, espinacas, acelgas, zanahoria rallada, tomates, fresas, melones Estos animales tienen un gran apetito y pasan la mayor parte del tiempo comiendo.

    Pueden llegar a consumir 16 veces su propio peso. Por eso pueden llegar a suponer un enorme problema cuando habitan en campos de cultivo. De hecho, son considerados una de las peores plagas en la agricultura ya que pueden llegar a arrasar con campos enteros de cosecha.

    ¿Cómo come un chapulín?

    Principalmente insectos y semillas. En verano se alimenta de insectos, lo que incluye muchos saltamontes y también escarabajos, orugas, hormigas y chinches, entre otros.

    ¿Cómo se matan los chapulines para comer?

    – Existen varias formas de capturar chapulines. En Oaxaca y el Estado de México utilizan redes o costales ; los cazadores van por los campos de alfalfa o maíz haciendo que al saltar, los insectos entren en la trampa. Posteriormente, se sumergen en agua con sal o se pueden poner en una bolsa de plástico para quitarles el aire.

    • Una vez muertos, se ponen a hervir en agua con sal, cebolla, ajo y jugo de limón.
    • Esto hará que cambien al color rojo quemado característico (vivos son verdes con café).
    • Dependiendo del tipo de sabor que queramos, se podrán tostar con chile de árbol, más ajo o jugo de limón.
    • Cuando están completamente secos están listos para la venta.

    Receta de croquetas de chapulines y mayonesa de chile serrano.

    ¿Qué pasa si me como un chapulín crudo?

    Insectos y riesgos – Los expertos han analizado los riesgos microbiológicos y químicos, incluyendo alérgenos, de los insectos. Estos peligros dependen de las especies, las condiciones de cría (alimentación y medio ambiente) y el procesamiento posterior.

    • Como otros alimentos, estos riesgos pueden controlarse con una correcta aplicación de las buenas prácticas de higiene y producción,
    • Los especialistas belgas sugieren también que el tratamiento térmico antes de consumirlos es esencial, así como una información detallada en la etiqueta sobre las condiciones de conservación y preparación.

    El tratamiento térmico antes del consumo de insectos reduce los riesgos Como vertebrados, los insectos pueden contener agentes biológicos y sustancias que pueden ser peligrosas para la salud. Según las autoridades belgas, es importante prestar atención a los riesgos bacteriológicos y químicos de insectos alimentos con estiércol y residuos orgánicos.

    Los pocos estudios científicos sobre la seguridad microbiológica de los insectos criados en condiciones controladas indican que contienen un elevado número de gérmenes. En un análisis realizado en gusanos, orugas y grillos se detectó Staphylococcus spp. y enterobacterias, entre otras. Según los investigadores belgas, algunos insectos como moscas o escarabajos son portadores de Salmonella y Campylobacter para el ganado.

    Además, durante la cría de insectos también pueden producirse infecciones epizoóticas, aunque los expertos reconocen que el «riesgo de infecciones zoonóticas es bajo». La aumenta en el caso de un «uso descuidado de residuos y la falta de higiene en el tratamiento de insectos».

    1. Algunos riesgos son parasitosis y presencia de aflatoxinas.
    2. Los insectos también pueden estar infectados por hongos patógenos como Aspergillus o Penicillium, que pueden contagiar de manera directa a las personas o secretar sustancias tóxicas o alérgenas.
    3. Tratamientos como el horneado o el reducen el número de bacterias aerobias que pueden estar presentes en determinados insectos.

    Debe tenerse en cuenta que el consumo de insectos crudos, aseguran los científicos, puede conllevar riesgo de enfermedad parasitaria. Además de los tratamientos térmicos, la conservación es otra de las condiciones importantes para prevenir riesgos, ya que, en ciertas condiciones (temperaturas de unos 30 ºC y ambiente húmedo), las esporas crecen más y, por tanto, degradan la calidad.

    Adblock
    detector