Que Comen Los Huitlacoches?

Que Comen Los Huitlacoches
Dieta – Principalmente insectos y bayas. Se alimenta de una amplia variedad de insectos y sus larvas, incluidos escarabajos, hormigas, saltamontes, avispas y muchos otros; también come arañas, ciempiés, caracoles y cochinillas. Además ingiere muchas bayas y se alimenta principalmente de frutas y semillas de cactus, incluidas las de chumberas y saguaros.

¿Qué frutas comen los huitlacoche?

¿Qué se le puede dar de comer a un Huitlacoche? – Aunque no es muy frecuente que las personas encuentren ejemplares de cuitlacoches, si alguna vez te toca la suerte de tener a tu cargo un pájaros de estos debes saber que los especialistas de Audubon, un sitio que ayuda a la preservación de la especie, comentan que son aves omnívoras, es decir que se alimentan de toda clase de sustancias orgánicas que implican vegetales y otros animales,

  • El Cuitlacoche prefiere formar sus nidos en los cactus cholla cuando se traslada a los suburbios y ciudades del suroeste, pues buscan vegetación donde también puedan encontrar su alimento de manera más sencilla.
  • Pueden comer todo tipo de insectos, frutos como bayas, larvas, avispas, arañas, ciempiés, caracoles y también cochinillas,

Si en tu localidad hay cactus, lo ideal es cortar de sus frutos para dárselos de comer a los huitlacoches, pues estas aves se deleitan con su sabor y nutrientes. Además, están dentro de su dieta los nopales o chumberas y los saguaros que crecen en el desierto de Sonora en Arizona.

Si en tu caso has encontrado un ejemplar de huitlacoche bebé, es importante acudir con un experto en aves para que recomiende cuál será su dieta más saludable. El comportamiento alimentario del ave cuitlacoche siempre ha sorprendido a los aficionados de la vida silvestre, pues como dato curioso tienden a forrajear el suelo, usando su pico fuerte y curvo para cavar sin problema la tierra, revolver las hojas caídas y mover lo que les estorbe.

Si les toca una tierra dura tienden a apoyar la cola contra el piso para martillear con su pico directamente hacia abajo. Licenciada en Psicología. Egresó de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Realizó una movilidad estudiantil en la Universidad Autónoma de Querétaro. Ha participado en diversas actividades literarias como traducción de poemas del inglés al español, publicando en revistas digitales de creación poética. Amante de los animales. Ver más

¿Cuánto cuesta el huitlacoche?

$63.00. Ideal para: preparar diversos platillos tradicionales mexicanos, como quesadillas, sopes o pastel azteca, entre muchos más Ya no te limites a comerlo sólo en temporada de lluvias, prueba en cualquier época del año el delicioso y mexicanísimo sabor del CUITLACOCHE de LA COSTEÑA®.

¿Cómo saber si mi huitlacoche es macho o hembra?

El macho es negro con su particular coloración rojo escarlata en la cabeza y cuello y con un típico penacho en la nuca. La hembra de color negro se caracteriza por tener un color rojo deslavado alrededor de la base del pico y un penacho en la nuca más largo y enroscado que en el macho.

¿Qué pájaro se llama huitlacoche?

El cuitlacoche común (Toxostoma curvirostre) es un ave de la familia de los mímidos propia de México y el sur de los Estados Unidos.

¿Qué pasa si comes huitlacoche crudo?

El síndrome cerebeloso por colmenillas consiste en un cuadro de mareos, temblores y falta de estabilidad al ponerse de pie o al caminar, similares al que padecen las personas que han bebido demasiado – Sin embargo, esta afirmación no debe hacernos bajar la guardia,

Según nos cuenta Piqueras, es difícil que el consumo de estas setas llegue a un nivel tan alto de toxicidad, pero sí nos puede hacer pasar un mal trago y obligarnos a hacer una visita al hospital. En su artículo La toxicidad de las colmenillas: hechos, mitos e hipótesis, explica cuáles son los síntomas que se suelen producir cuando consumimos estos hongos sin haber sido secados posteriormente.

Estos trastornos consistirían en un cuadro de mareos, temblores y falta de estabilidad al ponerse de pie o al caminar, similares al que padecen las personas que han bebido demasiado, y a los que llama “síndrome cerebeloso por colmenillas”, “En ocasiones también puede asociarse a otras alteraciones de los sentidos, desde hiperacusia a cuadros pseudoalucinatorios, No obstante, el grado de cocción no tendría relación con la aparición del síndrome neurotóxico por colmenillas descrito anteriormente. “En crudo nos encontraríamos con otros síntomas, como problemas gastrointestinales, niveles muy altos de deshidratación e incluso colapsos importantes”, aclara Piqueras.

¿Y cómo podemos evitar sufrir está intoxicación? Hablamos con Enric Gràcia, un famoso micólogo catalán conocido por su papel en el programa televisivo Caçadors de Bolets (TV3). “El único modo de hacer desaparecer el componente tóxico que contienen las colmenillas es practicándole un tratamiento de calor, es decir, cocinándolas”.

Piqueras añade que lo mejor es secarlas previamente.

¿Qué enfermedades previene el huitlacoche?

Refuerza el sistema inmunológico – El huitlacoche es una fuente de vitamina C, antioxidantes y otros componentes que contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico, además de disminuir el riesgo de sufrir algunas enfermedades crónicas o degenerativas (como diabetes, enfermedades cardiovasculares, obesidad, etcétera).

¿Cómo saber si el huitlacoche está malo?

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el huitlacoche, el hongo favorito de los mexicanos El nombre científico del huitlacoche es Ustilago maydis y es un hongo parásito que afecta distintos tejidos de la planta de maíz, incluyendo las mazorcas, pero también las hojas y los tallos.

Es una plaga que afecta a los maizales alrededor del mundo y no es visto con muy buenos ojos por los agricultores. En México se le colecta y se comercia como uno de los ingredientes más selectos de la cocina mexicana. Cuando el huitlacoche infecta una planta de maíz, ésta comienza a formar tumores o agallas que van del gris al negro azulado y varían en forma y tamaño.

Después de un tiempo, estas agallas se vuelven más oscuras y pierden su consistencia y sabor característicos. Una vez alcanzada esta etapa, el huitlacoche se vuelve inutilizable. Aún en México, donde el huitlacoche se aprovecha de forma comercial, la presencia de este hongo implica la posibilidad de perder una parte de la cosecha de maíz.

¿Cuándo es la temporada de huitlacoche?

El cuitlacoche es un hongo parásito que infecta a los granos de maíz y prolifera en la temporada de lluvias, entre junio y noviembre ; es un alimento rico en aminoácidos como la lisina que ayuda al cuerpo a producir proteínas.

¿Cómo se propaga el huitlacoche?

El único país que adora al hongo del maíz – Para sobrevivir, aún sin ser conscientes de lo que estábamos haciendo, los seres humanos hemos ido mezclando cuidadosamente lo que comemos para compensar carencias que, tarde o temprano, se manifiestan en enfermedades sistémicas.

  • En México, los aztecas encontraron una ingeniosa manera de hacerlo deleitándose con un extraño manjar, cuya vista –si usted no es nativo o no está en el ajo– resulta repelente.
  • Aunque haya sido descrito como “la comida de los dioses”, ese maíz enfermo al que llaman huitlacoche o cuitlacoche parece algo repugnante inventado para una película de horror.

Cuando pelamos las hinchadas mazorcas de maíz infestadas por un hongo patógeno, Ustilago maydis, que afecta a las plantas de maíz en todo el mundo, nos encontramos con unas deformidades tumorales francamente repulsivas. Que Comen Los Huitlacoches Mazorca infectada con Ustilago maydis. CC BY-SA En español, como en francés, se llama “carbón del maíz” (” charbon du maïs “), en Estados Unidos ” Devil’s corn ” (“maíz del diablo”) y en Inglaterra ” corn smuthace ” (“maíz asqueroso”). Hablen el idioma que hablen, su aparición en cualquier cultivo ha provocado tradicionalmente el terror de los agricultores que desenfundan sus armas químicas y la emprenden contra el temible invasor que puede destruir las cosechas.

  1. Como hacen casi todos los hongos, el carbón del maíz se propaga por una espora microscópica que viaja con el viento y que es tan modesta como eficaz: una sola puede infectar todo un cultivo.
  2. Cuando germina, llega a la mazorca y afecta a cada grano, a los que transforma en tumores inflamados.
  3. Tan agresivo y temible resulta que en muchos sitios optan por incendiar la plantación antes de que sea demasiado tarde.

En todos sitios salvo en México, el único lugar del mundo en el que los campesinos se ponen locos de contento cuando se encuentran las mazorcas atacadas por la tumoración a la que llaman huitlacoche. ¿Por qué? Porque el huitlacoche, que solía ser un alimento de subsistencia para méndigos y campesinos pobres, es una exquisitez que se sirve en los mejores restaurantes y que cuesta en el mercado muchísimo más que el sano.

Cuando lo vi por primera vez en un mercado de Oaxaca, seguí el consejo del vendedor. Cerré los ojos y olfateé fuertemente la mazorca enferma: Un aroma maravilloso a tierra mojada después de una tormenta inundó mis sentidos. Luego, en un restaurante, lo comí acompañado con tortillas de maíz y disfruté de un sabor exquisito a producto fresco y natural, superior al de las mejores trufas (otro hongo con aspecto de tumor).

El sabor es una mezcla entre trufas negras con setas shiitakes y boletos, pero con un sabor ahumado más intenso. Que Comen Los Huitlacoches Tortitas con huitlacoche. Shutterstock / Guajillo studio

¿Cómo es el nido de un huitlacoche?

Nidificación – Los miembros de la pareja pueden estar juntos en un territorio permanente durante todo el año. Especialmente en primavera, el macho defiende el territorio cantando. Durante el cortejo, el macho puede seguir a la hembra emitiendo un sonido suave.

Nido: Es común que lo construya en una bifurcación que presentan algunos cactus cholla, a una altura de entre 90 cm y 1 metro y medio del suelo. A veces en yucas, chumberas o arbustos espinosos, o en la parte superior de una mata de muérdago en arbustos o en árboles bajos. Puede construirse sobre un antiguo nido del cucarachero desértico.

A veces puede volver a utilizar los mismos sitios de nidificación. El nido, probablemente construido por ambos sexos, es un cuenco flexible y voluminoso de ramas pequeñas espinosas, revestido con hierba fina, raíces pequeñas, plumas y pelo de animal.

¿Cómo huele el huitlacoche?

El huitlacoche huele a tierra y tiene un sabor parecido a la trufa(4) o al shiitake, pero más intenso y ahumado.

¿Que darle de comer a un huitlacoche bebé?

Cuántas veces hay que alimentar a los polluelos – Se deberán alimentar a los pájaros bebés 5 veces al día para tenerlo bien nutrido y, las papillas no deben de ser muy espesas. La alimentación de papillas se realizará mediante papillas dadas con jeringuillas sin aguja, alimentándolo con sofisticación para evitar que broncoaspire.

Una vez que nuestros pájaros bebés emplumen (en unas tres semanas), debemos de quitarle la papilla y, este comenzará a comer por sí solo. Una vez nuestro polluelo se convierta en pichón necesitará comida para pájaros, con el fin de seguir con una alimentación correcta y una jaula y bebedero acorde con él, para que se sienta con total libertad y cómodo.

Esperamos haberte ayudado a conocer un poco más la alimentación de los polluelos y te invitamos a que entres en nuestra tienda online para descubrir todas nuestras pastas de cría,

¿Cuál es la diferencia entre huitlacoche y cuitlacoche?

Consultas Ambas formas, huitlacoche y cuitlacoche, son válidas para referirse al “hongo negruzco comestible, parásito del maíz”. Existen diversas variantes de esta palabra que se utilizan con el mismo significado y que también son correctas: güitlacoche, huiclacoche, quitlacoche, La publicación de este sitio electrónico es posible gracias al apoyo de:

See also:  Que Comen Los Bebes Recien Nacidos?

Donceles #66,Centro Histórico,alcaldía Cuauhtémoc,Ciudad de México,06010.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ® 2022 Academia Mexicana de la Lengua : Consultas

¿Qué significa el canto del huitlacoche?

¿Cómo se llama el pájaro mexicano huitlacoche o cuitlacoche? – El ave Huitlacoche pertenece al género de pájaros Toxostoma, que agrupa a 10 especies animales conocidas comúnmente como cuicacoches. Todos son endémicos de norteamérica, principalmente de la zona sur, y se emparentan directamente con los famosos cenzontles y los mulatos.

Debido a esto es que muchas personas dicen que su nombre correcto es Cuitlacoche. Estos pájaros que llegan a medir hasta 32 centímetros de largo tienen una cola recta y bastante larga, incluso más que su cuerpo. De acuerdo con la Real Academia mexicana de la Lengua, llamarlos como Huitlacoche también es correcto, así como es válido llamar de ambas formas al hongo negruzco comestible que es un parásito propio del maíz, con el que suelen alimentarse los habitantes de las ciudades del sur de México.

Además, Huitlacoche o Cuitlacoche no son las únicas maneras de reconocer a esta ave, pues también se les conoce bajo el nombre de güitlacoche, huiclacoche o quitlacoche, Su nombre proviene del náhuatl cuitla, que significa “excremento” y cochi, que quiere decir “dormir”.

Es por esto que puede traducirse como un pájaro que duerme en el estiércol. Se cree también que su nombre dio origen al título del hongo comestible mexicano y no al revés, y como se deriva directamente de la palabra cuicacoche, tiene otro giro su significado: del náhuatl cuicatl “canto”, y cochi “dormir”, es decir, se traduciría como “el que canta para dormir”, puesto que en su comportamiento no está descansar en el estiércol.

Otras formas de nombrarlo derivan de Estados Unidos y en la zona anglófona de Canadá, donde suelen reconocerlos como sinsontes, un nombre que se usa también para otras aves del género Mimus y Melanotis, llamándolos “thrasher”, que significa trillador, y en la zona francófona los identifican como “moqueur”, que quiere decir “burlón”. Licenciada en Psicología. Egresó de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Realizó una movilidad estudiantil en la Universidad Autónoma de Querétaro. Ha participado en diversas actividades literarias como traducción de poemas del inglés al español, publicando en revistas digitales de creación poética. Amante de los animales. Ver más

¿Qué significa La Boda del Huitlacoche?

El título de la canción original es ‘la Boda del Cuitlacoche’, el Cuitlacoche es un ave por eso dice en una parte de la canción que se casa con una Urraca famosa y por eso se menciona que asistieron aves de diferentes especies. Si esa es la original el huitlacoche entonces un elote se casó con un ave.no queda.

¿Cuál es el sabor del huitlacoche?

Al ser recolectado dos o tres semanas después de que se infecta una mazorca de maíz aún retiene la humedad y, cuando se cocina, tiene un sabor que ha sido descrito como similar a un hongo: dulce, salado, leñoso y terroso.

¿Dónde vive el huitlacoche?

El pájaro Toxostoma curvirostre es endémico de América del Norte, entérate qué suele comer en su hábitat desértico esta ave que ha causado mucha polémica El ave Huitlacoche es habitante de América del Norte, principalmente del desierto de Hermosillo, Sonora,

  1. Se caracterizan por su pico curvo y sus ojos naranjas con negro, además de tener un plumaje grisáceo.
  2. Este pájaro ha sido inspiración para la música regional, dándose a conocer y distinguir del hongo que se consume como alimento y lleva el mismo nombre, en la famosa canción mexicana La boda del Huitlacoche, interpretada por diferentes músicos de México, como Carin León,

Sin embargo, la polémica que hay detrás de este pájaro que también llaman Cuitlacoche, ha desatado dudas acerca de qué come, así que te contamos de qué se alimenta esta ave en su hábitat natural, que realmente se trata de un clima seco. El Huitlacoche es un pájaro cantor, pues en el norte de América se suele escuchar su sonido único y hermoso que hace a los pobladores sentirse orgullosos de que formen parte de la fauna de México,

¿Cómo se debe conservar el huitlacoche?

Almacenar el huitlacoche entero presenta mejor respuesta a la refrigeración, comparada con el desgranado, lo que permite incrementar su vida útil. Se comprobó que el huitlacoche es un hongo altamente perecedero, por su alta tasa de respiración y que no produce etileno.

¿Por que crece el huitlacoche?

¿Qué es el cuitlacoche? – El cuitlacoche es un hongo parásito que crece en las mazorcas de maíz debido a la humedad. Infecta al maíz principalmente durante las temporadas de lluvia que se dan entre junio y noviembre. Es un alimento rico en aminoácidos como la lisina que es útil para la producción de proteínas en el cuerpo humano.

Además, se emplea para hacer distintos guisos y bebidas como: esmoloc, mole prieto, sopas y cremas, quesadillas, rellenos, salsas para bañar carnes, etcétera. Cabe mencionar que en los últimos cien años, la popularidad del hongo de maíz ha sido tal que, desde principios de este siglo, se han orientado numerosos estudios para que sea producido durante todo el año.

De hecho, el investigador de la Facultad de Química en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Hermilo Leal Lara, junto con su equipo y una empresa aliada decidieron iniciar un proyecto para el cultivo del cuitlacoche. El grupo de investigadores se dio a la tarea de investigar las condiciones óptimas para el desarrollo este hongo en el Altiplano de Toluca.

  1. Después, en el municipio de Tonatico sembraron maíz y lo infectaron con el hongo.
  2. Aunque, al principio los resultados no fueron los esperados, la técnica del cultivo controlado funcionó y hoy podemos gozar del cuitlacoche durante todo el año,
  3. Conoce la receta de mole negro de huitlacoche,
  4. Tlacoyos de frijol con huitlaccoche,

Receta para crema de huitlacoche, hongos comestibles valle de bravo huitlacoche recetas con huitlacoche recetas de huitlacoche Que Comen Los Huitlacoches Amante de la literatura, de la fotografía y de descubrir los tesoros de México.

¿Que darle de comer a un huitlacoche bebé?

Cuántas veces hay que alimentar a los polluelos – Se deberán alimentar a los pájaros bebés 5 veces al día para tenerlo bien nutrido y, las papillas no deben de ser muy espesas. La alimentación de papillas se realizará mediante papillas dadas con jeringuillas sin aguja, alimentándolo con sofisticación para evitar que broncoaspire.

Una vez que nuestros pájaros bebés emplumen (en unas tres semanas), debemos de quitarle la papilla y, este comenzará a comer por sí solo. Una vez nuestro polluelo se convierta en pichón necesitará comida para pájaros, con el fin de seguir con una alimentación correcta y una jaula y bebedero acorde con él, para que se sienta con total libertad y cómodo.

Esperamos haberte ayudado a conocer un poco más la alimentación de los polluelos y te invitamos a que entres en nuestra tienda online para descubrir todas nuestras pastas de cría,

¿Cómo hacer que salga huitlacoche?

Ensayos de producción de huitlacoche ( Ustilago maydis Cda.) hidropónico en invernadero Production test of green house hydroponic huitlacoche ( Ustilago maydis Cda.) José Madrigal–Rodríguez 1* ; Clemente Villanueva–Verduzco 2 ; Jaime Sahagún–Castellanos 2 ; Marcelo Acosta Ramos 3 ; Lauro Martínez Martínez 4 ; Teodoro Espinosa Solares 5 1 Doctorado en Ciencias en Horticultura, Universidad Autónoma Chapingo, km 38.5 Carretera México–Texcoco.

  • Chapingo, Estado de México, C.P.56230 MÉXICO.
  • Correo–e: [email protected] (*Autor responsable) 2 Departamento de Fitotecnia, Universidad Autónoma Chapingo, km 38.5 Carretera México–Texcoco.
  • Chapingo, Estado de México, C.P.56230.
  • MÉXICO, Correo–e: [email protected] [email protected] 3 Departamento de Parasitología Agrícola, Universidad Autónoma Chapingo, km 38.5 Carretera México–Texcoco.

Chapingo, Estado de México, C.P.56230. MÉXICO. Correo–e: [email protected] 4 Andador Diego Rivera, Edificio 6 Depto.303, Unidad habitacional ISSSTE, Texcoco Estado de México.C.P.56230. MÉXICO. Correo–e: [email protected] 5 Departamento de Ingeniería Agroindustrial, Universidad Autónoma Chapingo, km 38.5 carretera México–Texcoco, Chapingo Estado de México C.P.56230.

MÉXICO. correo–e: [email protected] Recibido: 3 de octubre, 2008. Aceptado: 25 de octubre 2010. Resumen Con el objetivo de identificar buenos híbridos comerciales y densidades de siembra de maíz para la producción de huitlacoche hidropónico en invernadero, se realizaron dos experimentos (2005 y 2006).

En el primero se evaluaron cuatro híbridos en una densidad de población de 62,500 plantas·ha –1 y en el segundo siete híbridos con una densidad de población de 166,666 plantas·ha –1, Los híbridos se inocularon con su respectivo aislado del hongo, previamente obtenido de cada híbrido.

En ambos ensayos individuales y en el análisis combinado (promedio) de los dos experimentos, el mejor híbrido fue el 30G40, con una producción en invernadero de 1,649.2 kg·ha –1 (densidad: 62,500 plantas·ha –1 ), 7,923.30 kg·ha –1 (166,666 plantas·ha – 1) y 4,786.20 (combinado); derivada de sus porcentajes de incidencia de 23.67, 52.41 y 38.04 % y de sus índices de severidad 11.08, 52.48 y 49.85, respectivamente.

En el análisis combinado, el rendimiento de huitlacoche fue mayor en 166,666 plantas·ha –1 de maíz (3,592.10 kg·ha –1 ) que en 62,500 plantas·ha –1 (960.2 kg·ha –1 ), aunque el rendimiento de hongo por planta inoculada fue igual en ambas densidades (0.02 kg·planta –1 ) del híbrido 30G40.

  1. Palabras clave: Zea mays, Ustilago maydis, cuitlacoche, híbridos de maíz, ambiente controlado.
  2. Abstract In order to identify good commercial maize hybrids and population densities for huitlacoche production in greenhouse conditions, two experiments were carried out (2005 and 2006) in hydroponics.
  3. The first one included four hybrids in a population density of 62, 500 plants·ha –1,

In second experiment seven hybrids were evaluated at 166, 666 plants·ha –1, Every hybrid was inoculated with its respective fungus strain, obtained of each hybrid. In both individual assays and in the combined analysis of two experiments, the best hybrid was 30G40 with production of 1,649.2 kg·ha –1, 7,923.30 kg·ha –1 and 4,786.20 kg·ha –1 (combined); derived from their percentage of incidence of 23.67, 52.41 and 38.04 %, and from their severity index of 52.48 and 47.21and 38.04, respectively.

  • In the combined analysis, the yield of huitlacoche was higher at 166,666 plants·ha –1 (3,592.10 kg·ha –1 ) than at 62,500 plants·ha –1 (960.2 kg·ha –1 ), instead of the production of fungus per plant was similar in both densities (0.02 kg·planta –1 ) of 30G40 hybrid.
  • Ey words: Zea mays, Ustilago maydis, cuitlacoche, corn hybrids, controlled environment.

INTRODUCCIÓN El huitlacoche o cuitlacoche ( Ustilago maydis Cda.) es un hongo comestible que se consume principalmente en la región de los Valles Altos de México. Valverde y Paredes–López (1993) determinaron que contiene proteína de alta calidad y de bajo riesgo para el consumo humano.

  1. El hongo se obtiene de plantas susceptibles y se desarrolla en la mazorca, hojas, tallo y en raíces aéreas (Agrios, 2005).
  2. En ensayos experimentales y comerciales a cielo abierto, los mejores rendimientos se obtienen cuando se inocula la mazorca en etapa de jilote, alcanzándose hasta 12 t·ha –1 de hongo fresco (Martínez–Martínez et al., 2000).

La producción artificial de huitlacoche requiere que la variedad de maíz (hospedero) sea susceptible al hongo, que la cepa del patógeno sea virulenta y que el ambiente sea favorable, con un 80–85 % de humedad relativa y una temperatura de 16–32 °C (Villanueva et al., 1999; Martínez–Martínez et al., 2000).

  • La evaluación de genotipos de maíz para fines de producción de huitlacoche, permite conocer su nivel de susceptibilidad genética (Pan et al., 2008).
  • En condiciones ambientales que favorecen el desarrollo del hongo es posible incrementar el rendimiento y la calidad del huitlacoche.
  • Villanueva et al.
  • 1999) encontraron que existe variación patogénica del hongo; dado que la infección y desarrollo del mismo está en función de la habilidad del patógeno, la susceptibilidad del hospedante y su interacción con el ambiente (Christensen, 1963).
See also:  Que Comen Los Perros Alaska?

Estos mismos autores evaluaron la técnica de inoculación, la cual constituye un factor importante para favorecer el desarrollo del hongo en el interior del jilote. Así mismo para que se presente la infección ideal, debe inocularse en etapa de jilote en donde la producción de grano de maíz es el sustrato alimenticio para el desarrollo del hongo y así producir agallas de mejor tamaño por disponer de una alta concentración de carbohidratos (Pataky y Chandler, 2003).

En el desarrollo del huitlacoche en maíz cultivado a cielo abierto durante el temporal de lluvias, la distribución de la precipitación difiere de un año a otro. En algunos años se obtienen precipitaciones espaciadas, las cuales pueden coincidir con el periodo de infección y desarrollo del hongo, lo que afecta negativamente la producción del hongo (Villanueva et al., 2007).

Desde hace mucho tiempo se sabe que las condiciones ambientales son muy importantes para la producción del huitlacoche (Tisdale y Johnston, 1926); y la mayoría de las investigaciones coinciden con mantener el lugar de estudio con un ambiente bajo control (Thakur et al., 1989).

  1. Una buena alternativa para obtener consistentemente las condiciones ambientales favorables para producir huitlacoche, es cultivar el maíz bajo condiciones controladas de humedad relativa y temperatura; lo cual es posible en un invernadero equipado para controlar dichos factores.
  2. La presente investigación se realizó con el objetivo de identificar híbridos comerciales adecuados y densidades apropiadas de población de plantas para maximizar la producción artificial de huitlacoche hidropónico en invernadero.

MATERIALES Y MÉTODOS Localización del sitio experimental Los experimentos se establecieron en un invernadero del Campo Agrícola Experimental de la Universidad Autónoma Chapingo, México a 19°29’27” LN y 98°52’23” LO, a una altitud de 2,240 m. El invernadero es de cubierta plástica equipado para incorporar humedad al aire y modificar así la humedad relativa.

Diseño y arreglo experimental La investigación constó de dos experimentos. El primero incluyó la evaluación de cuatro híbridos (H–58, 30G40, H–161 y Cóndor) a una densidad de 62,500 plantas·ha –1 y se estableció en diciembre de 2005, en un diseño completamente al azar con cuatro repeticiones. La unidad experimental fue de tres surcos de 10 m de largo con una planta cada 40 cm y surcos separados cada 40 cm.

En junio de 2006, se estableció el segundo experimento en un diseño completamente al azar con siete tratamientos (los híbridos: Gavilán, H–48 y H135, adicionales a los cuatro anteriores) y cuatro repeticiones. La unidad experimental fue de 4 surcos de 10 m de largo con una planta cada 20 cm y surcos separados cada 30 cm (166,666 plantas·ha –1 ).

  1. En ambos experimentos, cada híbrido se inoculó con un aislamiento de huitlacoche, obtenido de elotes infectados de cada correspondiente híbrido.
  2. Manejo de los experimentos La siembra en el primer experimento, se hizo de forma manual en acolchado plástico con perforaciones cada 30 cm con tres surcos por cama de 1.2 m de ancho (surcos separados cada 40 cm); y en el segundo experimento, las perforaciones del acolchado plástico estuvieron cada 20 cm en cuatro hileras (surcos) en camas de 1.2 m, separadas a 30 cm.

Se aplicó la solución nutritiva hidropónica universal de Steiner (1961) con una cinta de riego con goteros cada 20 cm. La solución nutritiva (riego) se aplicó dos veces al día, a las 9 am y a las 4 pm en el primer experimento, durante 5 min en la etapa vegetativa y durante 10 min en la etapa reproductiva del cultivo; y en el segundo experimento se aplicaron cuatro riegos diarios: 9:00, 12:00, 15:00 y 18:00 h durante 10 y 15 min de duración en las etapas vegetativa y reproductiva, respectivamente.

  • Durante el periodo de infección y desarrollo del hongo, se aplicó agua por aspersión arriba el follaje, para aumentar la humedad relativa y favorecer el desarrollo del hongo.
  • Inoculación El inóculo se obtuvo a partir de cepas derivadas de cada uno de los híbridos, por lo que se consideraron apropiados para cada uno de ellos.

Las cepas se reactivaron e incrementaron en cajas de Petri con medio de cultivo PDA (Papa Dextrosa Agar). El inóculo se preparó al ajustar en agua destilada estéril a una concentración de 10 6 esporidias·ml –1, La fecha de inoculación para el primer experimento fue en marzo de 2006 y septiembre de 2006 para el segundo experimento.

La inoculación se realizó en etapa de jilote en tres puntos equidistantes a lo largo del mismo (Villanueva et al., 2007). Durante el periodo de infección la temperatura se mantuvo entre 26 y 32 °C y la humedad relativa alrededor de 70 %. Caracteres estudiados Los caracteres estudiados fueron: severidad medida en porcentaje (SEV i ), rendimiento por cada clase de severidad (RSEV i ) en kilogramos, porcentaje de incidencia (PI), índice de severidad (ISE; porcentaje del elote cubierto por agallas de huitlacoche) que es el porcentaje de la mazorca cubierta por agallas, rendimiento promedio por planta inoculada (RPLINC; kg), rendimiento promedio por planta infectada (RPLINF; kg), rendimiento total (RT; kg) de huitlacoche limpio, sin olote y sin granos de elote.

Estas variables se registraron por parcela, excepto RPLINC (kg) y RPLINF (kg). Rendimiento por hectárea (RHA en kg). Los datos de rendimiento se pudieron obtener en promedio a los 30 días posteriores a la inoculación. La medición de severidad (SEV i ), consideró la proporción del elote cubierta con las “agallas” del hongo (Villanueva et al., 1999) y sirvió de base para calcular el índice de severidad (ISE; porcentaje del elote cubierto por “agallas” de huitlacoche) ( Cuadro 1 ). El porcentaje de incidencia (PI) se obtuvo al dividir el total de elotes infectados en la unidad experimental entre el total de elotes inoculados, y multiplicado por 100; como sigue: PI= x 100. El índice de severidad (ISE) se obtuvo con base en Villanueva et al., (1999), mediante la expresión: ISE=*100; donde, NESEV i = número de elotes para cada categoría de severidad.

  1. Los rendimientos por hectárea de huitlacoche de los experimentos 1 y 2 (RHA1 y RHA2 respectivamente) se calcularon mediante: RHA1= RPLINC x 62,500 plantas·ha –1 y RHA2= RPLINC x 166,666 plantas·ha –1, donde RPLINC: rendimiento de huitlacoche por planta inoculada en cada experimento.
  2. Análisis estadístico Se realizaron análisis de varianza utilizando el paquete estadístico SAS para ambos experimentos, con el siguiente diseño completamente al azar: Yij=u+Ti+eij; donde i=1,.,t (tratamientos); j=1,.,r (repeticiones); Yij =valor observado del tratamiento (híbrido de maíz) i, en la repetición j; u: media general del experimento; Ti= efecto del i –ésimo tratamiento (híbrido); eij= efecto aleatorio del error experimental asociado a la observación ij.

Además, se realizó un análisis de varianza combinado, en promedio de los dos experimentos, usando la información proporcionada por cuatro híbridos comunes en ambos experimentos. De tal manera que se pudo analizar como un factorial 4 (híbridos) x2 (densidades), bajo el modelo lineal Yijk=u+Ti+Dk+TD(ik)+eijk, donde i=1,.,t (tratamientos); k=1,.,d (densidades de siembra); j=1,.,r (repeticiones); Y jjk = valor observado del tratamiento (híbrido de maíz) i en la densidad k y en la repetición j ; u= media general; T = efecto del i –ésimo tratamiento (híbrido); D k = efecto de la k –ésima densidad de siembra; TD (ik) = efecto de la interacción del i –ésimo tratamiento con la k –ésima densidad; e = efecto aleatorio del error experimental asociado a la observación ijk,

  1. Se realizaron comparaciones múltiples de medias mediante la prueba de Tukey con un nivel de significancia del 5 %.
  2. RESULTADOS Y DISCUSIÓN Experimento 1.
  3. Cuatro híbridos.
  4. Existieron diferencias altamente significativas ( P 0.01) entre híbridos para SEV4, rendimiento de hongo con mazorcas con grado de severidad RSEV4 y rendimiento por hectárea (RHA1; kg).

Los híbridos 30G40, H–161 y Cóndor presentaron la mayor expresión en los grados de severidad SEV2 (8.25, 9.50 y 9.50 %) SEV3 (4.75, 5.25 y 4.50 %) y SEV5 (1.25, 1.00 y 1.25 %) con medias estadísticamente iguales; sin embargo, para el grado de severidad SEV4 los híbridos 30G40 y H–161 tuvieron la mayor expresión (3.50 y 2.50) ( Cuadro 2 ). En cuanto a porcentaje de incidencia (PI), los híbridos 30G40 y H–161 fueron los superiores (23.67% y 24.00%). El índice de severidad fue estadísticamente igual (p 0.05) en los cuatro híbridos evaluados, pero en general 30G40 fue superior en cuanto a rendimiento de hongo en el experimento uno (1,649.20 kg·ha –1 ) ( Cuadro 2 ).

Experimento 2. Siete híbridos. El híbrido 30G40 presentó los valores más altos en los grados de severidad SEV2 (26.50 %), SEV3 (21.50 %), SEV4 (25.25 %) y SEV5 (10.75 %); en tanto que los híbridos Cóndor, Gavilán y H–48 mostraron los valores más bajos en dichos caracteres lo que se reflejó en un menor rendimiento del hongo respectivamente ( Cuadro 3 ).

En los caracteres porcentaje incidencia (PI; 52.41%) y rendimiento·ha –1 de hongo del experimento dos RHA2 (7923.30 kg·ha –1 ), el híbrido 30G40 fue superior que el resto de los evaluados ( Cuadro 3 ). El híbrido 30G40 (7923.3 kg) fue estadísticamente superior a los demás en rendimiento por hectárea, seguido del H–58 (4664.7 kg) ( Cuadro 3 ).

Análisis combinado Hubo diferencias altamente significativas entre híbridos para rendimiento·ha –1, así como entre densidades para los grados de severidad SEV3, SEV4 y SEV5. No se tienen antecedentes de estos híbridos para producir huitlacoche artificialmente en condiciones de invernadero, debido a que la mayoría de los estudios en los que se ha evaluado germoplasma para producción comercial de huitlacoche, se refieren a cielo abierto donde la producción máxima obtenida es de 14 t·ha –1 (Martínez–Martínez et al., 2000).

En otros experimentos se han evaluado genotipos, que en su mayoría son maíces dulces susceptibles inoculados bajo condiciones ambientales favorables de campo abierto (Pan et al., 2008). Los ensayos que se han realizado en invernadero, por lo general se refieren a estudios fitopatológicos.

Thakur et al. (1989) determinaron que la fecha de cosecha del huitlacoche varía en híbridos de maíz dulce de 12 a 25 días; lo que difiere de los 30 días promedio requeridos para cosechar el huitlacoche en este estudio; los mismos autores también mencionan que la incidencia obtenida en la mayoría de los híbridos más susceptibles es del 39 % y que sólo en un híbrido se obtuvo el 73 %, incidencias que son menores a las obtenidas en el presente trabajo.

El 30G40 presentó el valor más bajo en el carácter SEV1 (cero % del elote cubierto por agallas), de todos los híbridos inoculados; lo que se reflejó en un mayor rendimiento por hectárea (4,786.20 kg). En contraste, el híbrido Cóndor presentó el menor rendimiento·ha –1 (617.10 kg) ( Cuadro 4 ).

En la comparación de medias de los tratamientos el híbrido 30G40 mostró la mayor expresión en casi todos los caracteres evaluados. Densidades de población La alta densidad produjo la mayor expresión en la mayoría de los caracteres evaluados. En rendimiento unitario de huitlacoche (RHA) las medias fueron 3,592 kg a 166,666 plantas·hai y 960.2 kg·ha –1 a 62,500 plantas·ha –1, como consecuencia mayores severidades en los grados SEV3, SEV4 y SEV5 (elotes con 50, 75 y 100 % cubiertos por agallas), lo que compensó al hecho de que la incidencia en alta densidad haya sido muy inferior (21.39 %) que baja densidad (55.61 %).

See also:  Que Comen Los Pollitos Bebés?

Por lo que la alta densidad superó en rendimiento a la baja densidad con base en mayor severidad y número unitario de plantas ( Cuadro 5 ). Interacción híbridos–densidad de población El enfoque que se le dio en este estudio, al análisis de la interacción híbridos x densidad de población fue el de desagregar el comportamiento de las dos densidades en cada híbrido (comparación de medias en sentido vertical, Cuadro 6 ) y el comportamiento de los cuatro híbridos en cada densidad (comparación de medias en sentido horizontal, Cuadro 6 ), respectivamente.

El híbrido 30G40 produjo el mayor rendimiento unitario de huitlacoche (RHA; kg) en alta densidad que en baja, el cual estuvo explicado por una significativamente mayor incidencia (PI; %) y mayor severidad (SEV2, SEV3, SEV4 y SEV5; 25, 50, 75 y 100 % del elote cubierto por agallas respectivamente) ( Cuadro 6 ).

El porcentaje de incidencia fue mayor en 30G40 (52.41 %) en la densidad de 166,666 plantas·ha –1 que en la menor densidad con 23.67 % ( Cuadro 6 ). Las medias para el índice de severidad (ISE) en los cuatro híbridos y densidades fueron estadísticamente iguales, donde H–58 sobresalió con 90 % de severidad a 62,500 plantas·ha –1, en contraste con Cóndor (59.38 %).

  • La severidad 5 fue mayor para 30G40 a 166,666 plantas·ha –1, y con 62,500 plantas·ha –1 la medias fueron estadísticamente iguales en 30G40, H–161 y Cóndor, con 1.25, 1 y 1.25 plantas con este grado, respectivamente ( Cuadro 6 ).
  • El híbrido 30G40 fue numéricamente el mejor con 7,923.28 kg·ha –1, y media estadísticamente igual para H–58, H–161 y Cóndor en la densidad de 166,666 plantas·ha –1, y para 62,500 plantas·ha –1 el 30G40 con 1649.17 kg·ha –1 ( Cuadro 6 ).

Con el incremento de la densidad se incrementó notablemente el rendimiento en los híbridos H–58 (4,664 kg·ha –1 ) y 30G40 (7,923.28 kg·ha –1 ); no así en los híbridos H–161 y Cóndor, donde ocurrió lo contrario ( Cuadro 6 ) principalmente porque disminuyó drásticamente el porcentaje de incidencia (PI) en alta densidad; esta reducción pudo haber estado asociada a una disminución de la calidad del inóculo durante su almacenamiento prolongado (en aceite mineral) y manejo (varios subcultivos ocurridos antes de su inoculación), ya que son híbridos más tardíos.

El índice de severidad medido como el porcentaje de la mazorca cubierta con agallas, fue similar en los híbridos 30G40, H–161 y Cóndor, en las dos densidades de población ensayadas (62,500 y 166,666 plantas·ha –1 ); mientras que el porcentaje de incidencia aumentó significativamente en 30G40 en alta densidad, pero disminuyó en H–161 y Cóndor.

CONCLUSIONES En los dos ensayos realizados en invernadero con hidroponía para producir huitlacoche, el híbrido 30G40 fue estadísticamente superior (1,649.2 kg·ha –1 a 62,500 plantas·ha –1 y 7,923.30 kg·ha –1 a 166,666 plantas·ha –1 ), lo que fue explicado por mayores porcentajes de incidencia (52.41 y 23.67 %) e índice de severidad (52.48 y 47.21 %), respectivamente.

  1. El híbrido 30G40 aumentó 134 % el rendimiento de huitlacoche al pasar de baja densidad de población (62,500 plantas·ha –1 ) a alta (166,666 plantas·ha –1 ).
  2. El incremento de la densidad de plantas aumentó notablemente el rendimiento unitario de huitlacoche en los híbridos 30G40 y H–58; y la disminuyó en H–161 y Cóndor.

El índice de severidad (porcentaje de la mazorca cubierta con agallas) fue similar en las híbridos 30G40, H–161 y Cóndor, en las dos densidades de población ensayadas (62,500 y 166,666 plantas·ha –1 ); no así el porcentaje de incidencia que aumentó significativamente en 30G40 en alta densidad y disminuyó en H–161 y Cóndor.

  1. AGRADECIMIENTOS Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), por el apoyo económico durante los estudios de doctorado.
  2. LITERATURA CITADA AGRIOS, G.N.2005.
  3. Plant pathology, 5th ed.
  4. Academic Press.USA.922 p.
  5. CHRISTENSEN, J.J.1963.
  6. Corn Smut caused by Ustilago maydis Cda.
  7. The American Phytopathological Society.

Departament of Plant Pathology and Botany. Institute of Agriculture, University of Minnesota, St. Paul.41 p. MARTÍNEZ–MARTÍNEZ.L.; VILLANUEVA–VERDUZCO, C.; SAHAGÚN–CASTELLANOS, J.2000. Susceptibility and resistance of maize to the edible fungus huitlacoche ( Ustilago maydis Cda.) improving its virulence.

Revista Chapingo Serie Horticultura 6 (2): 241–255. PAN J. J, BAUMGARTEN A.M.; MAY G.2008. Effects of host plant environment and Ustilago maydis Cda. infection on the fungal endophyte community of maize (Zea mays L.) New Phytologist 178: 147–156 PATAKY, J.K.; CHANDLER, M.A.2003. Production of huitlacoche, Ustilago maydis Cda.: timing inoculation and controlling pollination.

Mycologia 95: 1261–1270. STEINER, A.A.1961. A universal method for preparing nutrient solutions of a certain desired composition. Plant Soil 15: 134–154. THAKUR, R.P.; LEONARD, K.J.; PATAKY J.K.1989. Smut gall development in adult plants inoculated with Ustilago maydis Cda.

Plant Disease 73: 921–925. TISDALE, W.H.; JOHNSTON, C.O.1926. A study of smut resistance in corn seedlings grown in the greenhouse. Journal of agricultural research 32(7): 649–668. VALVERDE, M.E.; PAREDES–LÓPEZ, O.1993. Production and evaluation of some food properties of huitlacoche ( Ustilago maydis Cda.).

Food Biotecnology 7 (3): 207–219. VILLANUEVA C.; MOLINA J.D.; CASTILLO F.; ZAVALETA E.1999. Artificial induction of “huitlacoche” ( Ustilago maydis Cda.): influence of different conditions in the field. Micología Neotropical Aplicada 12: 41–47. VILLANUEVA, V.C.; SÁNCHEZ, R.E.; VILLANUEVA, S.E.2007.

¿Cómo hacer para que salga el huitlacoche?

Convierten maizales en parcelas de huitlacoche Atlixco.— Al lado de las enormes matas de maíz de su parcela, Leobardo se ve mucho más bajo de estatura, pero su optimismo hincha su pecho de orgullo.

  • Es un campesino como otros, con zapatos y pantalón roto, con su pequeño hijo a su lado recorriendo las tierras, pero hoy se siente y se ve distinto.
  • Con su mujer, sus dos hijos y sus cinco hectáreas de terrenos en la población de San Félix Hidalgo en el municipio poblano de Atlixco, emprendió una aventura que pocos se atreven.
  • Decidió romper la tradición familiar, del pueblo y de toda una región para convertir su maíz, al que tanto ama y aprecia, en huitlacoche, herencia culinaria de épocas prehispánicas.
  • “Tengo esperanza por primera vez”, confiesa Leobardo Ascat Metat, de 48 años de edad, y toda una vida cultivando el maíz que le ha permitido alimentar a los suyos sin preocupación alguna, pero con limitaciones.
  • Se muestra optimista, contento e incluso acelera las palabras y se le quiebra la voz cuando cuenta cómo llegaron a invitarlo a que se sumara al pequeño proyecto piloto para infestar con el hongo Ustilago maydis, nombre científico del huitlacoche, sus siembras.
  • “Ya vimos un cachito allá debajo (sic) y sí produjo así que vamos a entrarle”, dice y mira a su hijo, quien al igual que él, tiene sus zapatos y su ropita rota, desgastada y manchada de tierra, tierra que ahora se impregna de la palabra huitlacoche, derivada del náhuatl que aluden al “maíz dormido”.
  • “Vamos a experimentar”, insiste el hombre que se ha unido a un pequeño grupo de productores que con técnicas de inoculación están consiguiendo transformar 90% de sus cultivos de maíz en huitlacoche en los municipios de Huaquechula, Acatlán de Osorio, así como Atlixco.

“A mi esposa”, agrega, “también le gustó y vamos a echar un cachito y si gracias a Dios nos da resultado seguimos pa’ delante”. No es para menos, ellos siempre lo consumen, regularmente con su epazote y ajo, pero también en memelas y quesadillas.

  1. Si bien en algunos países de Europa y en Estados Unidos se le considera como un ingrediente exótico de alta cocina, en las comunidades rurales es habitual su consumo y el hongo es muy apreciado, no sólo por su sabor, sino por su pasado prehispánico.
  2. En Puebla la mayoría del huitlacoche que se comercializa es procedente del Valle de Serdán y únicamente se puede encontrar en el mercado durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre.
  3. “Don Cande me invitó a producir huitlacoche y le dije ‘adelante’, y estamos trabajando ya con eso, vamos a ver cómo vamos trabajando la producción y ver cómo funciona y si me gusta pues seguimos trabajando”.
  4. Con el apoyo técnico y de investigación que lleva a cabo la Fundación Produce Puebla, así como el Centro de Investigación de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, campus Irapuato, se logró infestar con el Ustilago maydis más de 30 parcelas demostrativas de maíz, se desarrolló una productividad de 90 y, en algunos casos, hasta de ciento por ciento de cultivo de huitlacoche.
  5. “Esta técnica les permitirá a los productores tener una sustentabilidad alimentaria y económica, pues el valor de una mazorca convertida a huitlacoche tiene mayor valor en el mercado que un elote”, aseguró el delegado en Puebla de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Alberto Jiménez Merino.

Las características. El huitlacoche es técnicamente un hongo que ataca a la planta de maíz, principalmente al elote tierno, el que desarrolla malformaciones, en principio de color gris pálido, pero en la medida que va madurando obtiene el color negro que lo caracteriza.

  • El funcionario federal explicó que este logro de los productores es muy importante, pues en el estado de Puebla se siembran aproximadamente 600 mil hectáreas de maíz anuales, y con la aplicación de esta técnica, los productores tendrán una opción en la comercialización de su producto.
  • Para impulsarlos, se acordó desarrollar un Plan Regional de Fomento al Huitlacoche, en donde no sólo a través de la Sagarpa, sino también con el apoyo de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, se pueda ayudar a los productores a obtener la infraestructura necesaria para lograr el despunte de la producción, industrialización y comercialización.
  • Uno de los encargados de transformar el maíz en huitlacoche es Candelario de Jesús, quien va de mata en mata —literalmente— inyectando las diminutas mazorcas con las esporas del hongo.
  • “Para que un jilote (maíz tierno) se transforme en huitlacoche hay que inyectarle esporas de un hongo que infecta el interior y es a partir de entonces que se espera entre 15 y 20 días, dependiendo del calor, para que se forme”, explica.
  • El alimento se produce en 2 pesos con 50 centavos la pieza y, según su tamaño —va desde el medio kilo hasta los dos kilos— se comercializan desde 10, 15 y hasta 20 pesos cada unidad.
  • “Nos encontramos con un problema: el maíz como tal ya no es negocio, los productores vimos la oportunidad de hacerle una transformación al maíz, en lugar de cosechar una mazorca, mejor cosechamos huitlacoche y eso nos da un poco más de utilidades para fortalecer nuestra economía”.
  • Por ahora, afirma, existe la motivación de los campesinos de la región, no sólo para transformar sus cultivos, sino para cambiar su futuro, como el de Leobardo, quien promete, una vez cosechada su primera producción, invitar una buena taquiza de huitlacoche.
  • “Primeramente Dios y ahorita que peguen las inyecciones y vuelvan a venir verán los huitlacoches”, se despide Leobardo.

: Convierten maizales en parcelas de huitlacoche

¿Qué comen los pájaros come maíz?

Alimentación – Los Gorriones Domésticos comen principalmente granos y semillas, alimento para ganado, y en las ciudades, desperdicios. Entre las cosechas de las que se alimentan está el maíz, la avena, el trigo y la soya. También se alimenta de hierbas como la ambrosía, el zacate mano de cangrejo y otras malezas, y el trigo sarraceno.

Adblock
detector