Que Comen Los Tepocates?

Alimentación de los renacuajos de rana

  • Comida para peces.
  • Larvas rojas.
  • Larvas de mosquito.
  • Lombrices de tierra.
  • Moscas.
  • Pulgones.
  • Verdura hervida.

¿Cómo se alimenta un anfibio?

De adultos los anfibios son carnívoros cazadores, comen cualquier cosa que se mueva: insec- tos, gusanos, moluscos e incluso mamíferos pequeños y otras especies de anfibios.

¿Qué comen los renacuajos en Minecraft?

Curiosidades –

  • Las ranas ranas no pueden saltar en un bloque de miel, al igual que los conejos.
  • Las ranas no pueden saltar desde el agua mientras nadan, un bloque de alto sobre el nivel del agua las contendrá para mantenerlas en cautiverio.
  • La rana tropical se basa en la Chiromantis xerampelina,
  • A pesar de que los pantanos perdieron la votación de biomas durante la MINECON Live 2019 ocupando el segundo lugar, las ranas se implementaron en el juego dos tres años después en Bedrock Edition y en Java Edition,
  • Se mostraron ranas en Minecraft Live 2021 disfrutando saltar sobre plantaformas,
  • Originalmente, las ranas podían comer luciérnagas, pero esto cambió, ya que en la vida real las luciérnagas son venenosas para las ranas. En cambio, ahora pueden comer slimes y cubos de magma pequeños.
  • En Bedrock Edition, el quinto sonido de dolor de las ranas http://minecraft.gamepedia.com/File:Frog_hurt5.ogg no se usa. Sin embargo, se utiliza en Java.
  • En un momento del desarrollo de Bedrock Edition, en la versión beta 1.18.10.26, las ranas podían comer cabras, Sin embargo, más tarde se eliminó porque era un código prototipo sobrante.

¿Que se come a los sapos?

UNL Noticias Haga click aquí para abrir la galeria En la actualidad ante el inminente brote de dengue y zika, los sapos y ranas han cobrado un inusitado protagonismo en nuestra sociedad, hoy se los postula como superhéroes capaces de engullirse a todos los mosquitos portadores de las enfermedades peligrosas.

  1. Pero lejos de tales fantasías los anfibios tiene una dieta más variada de lo que comúnmente se cree y los insectos como el mosquito Aedes aegypti, representan un ítem muy raro en su dieta.
  2. En la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), un equipo de expertos en Herpetología, rama de la zoología que estudia a los reptiles y anfibios, se dedicó durante años al análisis de la dieta de los anuros –palabra derivada del griego que significa sin cola– y que designa al grupo de anfibios, conocidos vulgarmente como ranas y sapos.

Estudios realizados desde el año 1991 por Rafael C. Lajmanovich, actualmente profesor titular de lac átedra de Ecotoxicología de la Escuela Superior de Sanidad “Dr. Ramón Carillo” (ESS) perteneciente a la FBCB, demostraron que en la dieta de las diferentes especies de sapos: Rhinella schneideri (sapo buey o cururú), Rhinella fernandezae (o sapito cavador) y Rhinella arenarum (sapo común), los mosquitos tienen una mínima o nula representación.

En general lo que más comen son coleópteros (escarabajos) y otras familias de insectos de especies terrestres. Dentro de la contribución de cada categoría de alimentos encontramos mayores cantidades de himenópteros (hormigas, abejorros, abejas y avispas) y ninfas de odonatos (libélulas en estado inmaduro).

Las presas de mayor tamaño están representadas por arañas”, explicó Lajmanovich. Asimismo, en otro de sus trabajos, en este caso sobre los hábitos alimenticios de los sapos en el Paraná medio y publicado en 1994 por la revista francesa D’ Hydrobiologie Tropicale, Lajmanovich demostró, luego de analizar 20 estómagos, que la dieta de los sapos regionales estaba conformada en su mayoría por escarabajos, hormigas, semillas y como presas importantes diplópodos conocidos como milpiés.

El sapo como controlador biológico Otra contribución significativa realizada por el equipo de investigadores de la FBCB, integrado por Andrés M. Attademo, Walter Cejas, Paola M. Peltzer y Rafael C. Lajmanovich y publicado por la Revista de la Asociación Herpetológica Española de Valencia, concluye que luego de estudiar 62 individuos adultos del sapo común en un campo de soja de la ciudad de Córdoba, se verificó que estos anfibios consumen animales que perjudican las plantaciones.

Esta misma línea de investigación en 2005 se difundió en Agriculture Ecosystem and Environment, donde obtuvo una mención internacional por ser el primer trabajo en el mundo que demostraba el rol de los anfibios como controladores biológicos en los cultivos de soja.

Andrés Attademo explica: “Se examinaron los contenidos gastrointestinales de un total de 1963 presas dentro de las cuales identificamos 1.439 especies consideradas perjudiciales para las plantas de soja. En el mes de diciembre la presa consumida con mayor frecuencia fue la Acromyrmex spp, conocida vulgarmente como la ” hormiga cortadora de hojas “, mientras que en los meses de enero, febrero, marzo y abril fue el Armadillium vulgare (conocido popularmente como bicho bolita o cochinilla).

Los resultados que obtuvimos nos permiten afirmar que los sapos podrían ser considerados como importantes agentes en el control biológico de especies perjudiciales en los cultivos de oleaginosas” concluyó. El problema de las fumigaciones En su tesina de grado para obtener el título de Licenciada en Saneamiento Ambiental de la ESS, Mariana Isabel Maglianese presentó una investigación dirigida por Celina Junges y Rafael Lajmanovich – integrantes del laboratorio de Ecotoxicología de la FBCB- en la cual demostró los efectos que producen los biocidas utilizados en el control de mosquitos, sobre larvas de anfibios anuros del litoral fluvial argentino.

  1. En su trabajo Maglianese especifica que los plaguicidas producen efectos letales y subletales, como por ejemplo la alteración en la actividad natatoria de los renacuajos.
  2. El desafío actual es encontrar la manera de prevenir la plaga de mosquitos Aedes aegypti, sin afectar la vida de los sapos de nuestra fauna silvestre, que tanto beneficio aportan al ecosistema como controladores biológicos naturales.

La realidad demuestra que la solución al brote de Dengue y Zika no es comprarse un sapo por internet, porque no sólo se comete un delito contra la fauna autóctona sino porque es ilusorio pensar que estos anfibios exterminarán todos los mosquitos. Somos lo seres humanos los que tenemos en nuestras manos el freno a la propagación de estas enfermedades, cumpliendo con los requerimientos harto conocidos de no almacenar agua, mantener limpios nuestros hogares y utilizar repelentes.

¿Qué necesitan los renacuajos para vivir?

Los renacuajos de rana deben comer dos veces al día en pequeñas cantidades, aunque dependiendo del tipo de rana esta frecuencia puede variar. Además, como ocurre con la alimentación del resto de peces, debemos retirar la comida si no se la han comido y tampoco debemos echar mucha para evitar ensuciar la pecera.

¿Qué comen los anfibios pequeños?

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce la rana verde? – Presas terrestres y acuáticas constituyen los pilares de la alimentación de la rana común, especialmente las primeras. En su dieta se incluyen moscas, mosquitos, escarabajos, avispas y hormigas, complementando todo ello con pequeños peces, aves y otros ejemplares de la misma especie.

  1. A diferencia de los adultos, los renacuajos de rana común se alimentan de algas, fitoplancton o detritos.
  2. En época de reproducción, entre los meses de abril y julio, los machos cantan tanto por el día como por la noche y las hembras ponen varios miles de huevos adheridos a la vegetación en forma de racimos.

Las larvas de rana nacen trascurridas una semana y a partir de ese momento comienza su metamorfosis. De este modo, los renacuajos de rana común habitan durante su desarrollo en el fondo de aguas relativamente profundas. Otra de las características de la rana común es que consideran el agua como un refugio al que acudir cuando son perseguidos por algunos de sus predadores como las cigüeñas, las garzas o los jabalíes.

¿Qué comen los reptiles y anfibios?

Son terrestres, de agua dulce o marina. La mayoría de los reptiles son depredadores (carnívoros), se alimentan de insectos, roedores, aves, huevos de otras especies, incluso algunos suelen ser presas de otros, existen también tortugas e iguanas herbívoras.

¿Cómo adoptar un sapo en Minecraft?

A diferencia de muchos otros animales, las ranas no se pueden domesticar y, por lo tanto, permanecen en estado salvaje todo el tiempo.

¿Cuál es el sapo más venenoso del mundo?

La Phyllobates terribilis, rana dorada venenosa, rana dardo dorada o rana de dardo venenosa es una rana dardo endémica de la costa pacífica colombiana y Panamá. Este anfibio, de la familia dendrobatidae, es actualmente considerado el vertebrado más venenoso del mundo.

¿Cuáles son los Tepocates?

Voz de origen nahua (m.) renacuajo. Guatemala: En época de lluvias abundan los tepocates en los estanques.

¿Qué significa un sapo en la puerta de tu casa?

Qué significa que un sapo o rana aparezca en tu casa (la vida y la muerte) Muchos encontraron, seguramente, alguna rana o sapo en cada una de las casas. Sin embargo es tan habitual que pasa desapercibida su presencia. Salvo que te de impresión. Que estos animalitos aparezcan en tu casa tiene diferentes significados según la forma en que estos se hagan presentes.

Estos anfibios representan la vida y la muerte, la luz y la oscuridad. Por eso es necesario tener en cuenta en qué momento de tu vida aparece. Qué significa que una rana o sapo esté en la puerta de tu casa Un sapo vivo en la puerta de tu casa significa que el éxito llegará a tu vida. Además que eso que estás esperando se acerca de a poco.

De esta manera, el resultado será gratificante ya que los sapos se relacionan con el equilibrio y la riqueza. También, si estás pasando por un mal momento, tenés que quedarte tranquilo si aparece el sapo en la puerta de tu casa porque es una señal de que la situación cambiará.

Además, al ser un anfibio que transmiten poder y transformación, si está en la puerta de tu casa significa que debes cambiar aspectos de tu vida que no son muy positivos. Es decir que si en tu trabajo, relación o en algún tema específico hay que prestarle atención a la aparición de este animal. Al igual de la rana que es considerado uno de los animales de transformación por excelencia.

Para tener en cuenta si estás saliendo o entrando a tu casa y hay un sapo o rana en la puerta puede significar que un bebé está por llegar. Esto es porque ambos tienen la capacidad de poner numerosos huevos. También puede ser mucha abundancia y prosperidad.

Por último, si está en tu casa saltando quiere decir que vas muy rápido que tenés que disminuir la velocidad a la hora de tomar decisiones que son importantes. Si aparecen muertos Si los encontras en la puerta de tu casa y están muerto quiere decir que tenés que dejar de lado los miedos que te invaden y saber afrontarlos.

Esto es necesario para poder conseguir los objetivos que te propones. También puede simbolizar la enfermedad o muerte de un ser querido. Quiere decir que se anticipa a que un triste hecho puede suceder. Escuchá Mía todo el día : Qué significa que un sapo o rana aparezca en tu casa (la vida y la muerte)

¿Dónde respiran los renacuajos?

Temas correspondientes en el currículo Panameño : Grado 1ro a 3ro: Reproducción de los seres vivos. Objetivo General : Aprender que los anfibios viven en dos ambientes diferentes (terrestres o acuáticos) en función de la etapa de la vida en que éstos se encuentren. Ver la reproducción de la rana o sapito túngara en la exhibición del Centro Natural Punta Culebra. Como alternativa, pueden buscar en un charco cerca de la escuela, o de su casa, espuma blanca y renacuajos de túngaras. Muchas ranas se reproducen poniendo huevos, ya sea dentro o cerca del agua.

  • Las túngaras ponen los huevos en charcos y los machos baten los huevos en un nido de espuma blanca flotante, que a menudo puede ser visto flotando en charcos.
  • La espuma protege los huevos de la desecación y de los depredadores hambrientos.
  • Una vez que los renacuajos nacen, salen de la masa de espuma y nadan a alimentarse de algas y materia vegetal en el agua.
See also:  Con Que Se Comen Los Pretzels?

Los renacuajos tienen branquias para respirar bajo el agua y colas que utilizan para nadar. Al final de la etapa de renacuajo, la rana pasa por un proceso llamado metamorfosis en el que su cuerpo hace una transición rápida en la forma adulta y se convierten en una ranita.

El renacuajo pierde sus branquias para respirar en el agua y se le desarrollan pulmones para respirar aire. También, crecen patas para caminar en tierra. Al final del proceso, reabsorbe su cola en el cuerpo. ¡El renacuajo se ha convertido finalmente en una rana! Las ranitas luego salen del agua y se mueven a la tierra donde se alimentan de pequeños insectos y se convierten en ranas adultas.

Actividad: Ciclo de la vida de una rana Materiales: Hoja de trabajo: el ciclo de la vida de la rana o sapito túngara, tijeras Procedimiento • Presentar el tema del ciclo de la vida de un anfibio usando el diagrama del ciclo de la vida de la rana túngara. • Pida a los estudiantes que comentan donde ellos piensan que cada etapa se lleva a cabo. Por ejemplo: ¿Dónde podrían poner sus huevos las ranas y los sapos? ¿Para qué le servirá la cola de renacuajo y que implica eso? • Formar grupos de 3 a 5 estudiantes y darles la hoja de trabajo “ciclo de la vida de la rana o sapito túngara” Pídales que formen el ciclo de la vida con sus recortes.

Sugerencias para adaptarse a otros grupos de edad: Discutir qué otros animales pasan por una metamorfosis. ¿Qué cambios en el cuerpo hacen que se adapten a las diferentes etapas de la vida? Los estudiantes avanzados pueden investigar otros tipos de modos de reproducción de anfibios. Compare las siguientes especies: la rana verde de ojos rojos (Agalychnis callidryas) que pone huevos en las hojas, los renacuajos caen en agua por debajo; la rana marsupial con cuernos (Gastrotheca cornuta) que transporta los huevos en una bolsa en la espalda de la madre; la ranita de la hojarasca (Silverstoneia flotator) pone los huevos en la hojarasca, el macho transporta los renacuajos en la espalda hasta la quebrada donde se siguen desarrollando; la rana de dardo roja y azul (Oophaga pumilio) cuyas hembras llevan los renacuajos a un hueco de un árbol lleno de agua y les dan de comer huevos infértiles; la rana de lluvia común (Craugastor fitzingeri) que pone huevos que eclosionan directamente en las ranas y no pasan por la etapa de renacuajo.

¿Cuáles podrían ser las ventajas de cada estrategia reproductiva? Los científicos en el Proyecto de Rescate y Conservación de los Anfibios de Panamá tratan de criar, en cautiverio, ranas en peligro de extinción. ¡El estudio de los diferentes tipos de reproducción de los anfibios y su comportamiento es muy importante para ayudar a salvar a estas especies! Si reproducimos ranas en cautiverio por primera vez, las ranitas que nacieron son conocidas como ranas de primera generación (F1).

¿Dónde nacen los renacuajo?

Comer, Nadar y Crecer. Los Renacuajos Responsable M. en B. Roberto Tenorio Mendoza

Académicos participantes: Objetivo del tema Temas que se abordan En resumen

M. en B. Janet Elizabet Osnaya Becerril Exposición sobre diferentes especies de renacuajos. Explicación de la importancia de los renacuajos en sistemas acuáticos. Juegos de habilidad mental. Biología y ecología de anfibios con énfasis en la fase larvaria (renacuajos).

  • Los sapos y ranas tienen una fase larvaria, comúnmente llamada renacuajo, estos animalitos viven en el agua ya sea en charcos formados por la lluvia, agua acumulada dentro de plantas, arroyos, ríos y lagunas.
  • Los renacuajos solo tienen la misión de comer constantemente para crecer y desarrollarse lo más rápido posible, para después transformarse en una rana o sapo mediante una metamorfosis pasando por diferentes etapas y continuar su vida en tierra.

Entre los alimentos que mas consumen se encuentran arena, virus, bacterias, algas, diferentes animales invertebrados y también otros renacuajos, es decir son caníbales aunque, esto depende del lugar donde viven y también, aunque son animales pequeños tienen numerosos dientes con los que pueden morder, raspar o absorber y esto les permite comer muchas cosas y en gran cantidad, además de su estomago que es mucho más largo que el cuerpo por lo que a veces son llamados “maquinas devoradoras”.

Los renacuajos son importantes en los cuerpos de agua que habitan ya que al comer mucho eliminan algas o plantas que pueden crecer demasiado, que consumen el oxigeno del agua y no permiten que otros animales vivan ahí como peces o invertebrados como los cangrejos; son el alimento de serpientes y aves y su presencia es un indicador de agua limpia.

Pero ¿cómo son?, ¿Cómo viven?, ¿todos son iguales?, ¿de qué color son?, ¿aparecen solos en el agua? son respuestas que podrá conocer la gente cuando se acerque a nuestro modulo a ver el increíble mundo de los renacuajos. : Comer, Nadar y Crecer. Los Renacuajos

¿Qué hacer si hay renacuajos en la piscina?

¿Cómo los eliminamos? – La aparición de estos insectos en tu piscina se debe, principalmente, a que esta no se encuentra debidamente depurada ni mantiene buenos niveles de cloro, o, Es probable que estos insectos de agua, en particular en tu piscina, estén allí porque también hay,

  1. Recuerda, los barqueros acuáticos comen algas.
  2. También ponen sus huevos en las algas.
  3. Si no ves las algas en tu piscina puede ser que simplemente no hayan florecido hasta el punto en que sea visible, pero lo serán antes de lo que tu piensas.
  4. Las esporas de algas son microscópicas, por lo que si ves a los barqueros de agua en tu piscina, es porque saben antes que tú que hay algas en tu piscina.

Y si tienes barqueros en tu piscinas seguramente llegue un depredador, el nadador de espalda.1. Elimina las insectos de agua de tu piscina La forma más sencilla de hacerlo es con un skimmer, Recuerda que puede volar tan pronto como los saques del agua.2.

  1. Aspira la piscina Para este paso, deberías aspirar la piscina manualmente en lugar de usar un limpiador automático.
  2. Retira la mayor cantidad de sedimentos de la piscina que puedas.3.
  3. Cepilla la piscina Con un cepillo para algas, frota las superficies de su piscina, incluidas las escaleras y los escalones, para eliminar las algas adheridas.4.

Comprobar el agua, pH y alcalinidad Utiliza tiras reactivas o un kit de prueba líquido para asegurarte de que el pH y la alcalinidad estén donde se supone que deben estar (entre 7,4 y 7,6 y entre 100 partes por millón (ppm) y 150 ppm, respectivamente).

  1. Ajusta todo para que las medidas sean las correctas y corrige lo que sea necesario.5.
  2. Cloración de Choque Estás tratando de matar las algas, por lo que recomendamos al menos una dosis doble de cloración de choque para la piscina.
  3. Si el agua es de un verde más oscuro, es posible que deba triplicar o incluso cuadriplicar la dosis.6.

Hora de encender la bomba Ahora necesitas distribuir uniformemente el impacto de la cloración de choque y dejar que se disipe para poder volver a utilizar la piscina. Enciende la bomba durante al menos 8 horas, preferiblemente durante la noche. Y si realizas una cloración triple o cuádruple, que funcione durante 24 horas.

¿Qué pasa si te tragas un renacuajo?

¿Comer renacuajos vivos mantiene sanos a los niños? Esta práctica es muy habitual en algunas áreas rurales del país asiático y los médicos del país han alertado de los riesgos. El año pasado, la Fundación Nacional de Ciencias Naturales publicó un informe en el que advertía de las posibles consecuencias para la salud.

Un vídeo de un niño de poco más de un año comiendo renacuajos vivos ha revolucionado las redes sociales. Las imágenes fueron captadas en China y muestran a una madre con un bol lleno de agua, en el que flotan una decena de renacuajos vivos. Con una cuchara, va cogiendo uno a uno y se los va dando a su hijo, que se los come sin inmutarse.

El vídeo ha provocado la indignación de muchos internautas, que acusan a la madre de poner en riesgo la salud de su hijo. En cambio, ella lo niego y defiende que la ingesta de esas pequeñas criaturas ayudan a mantener al niño sano, informa el diario “Shanghaiist”.

  • Esta práctica es muy habitual en algunas áreas rurales del país asiático y los médicos del país han alertado de los riesgos.
  • El año pasado, la Fundación Nacional de Ciencias Naturales publicó un informe en el que advertía de las posibles consecuencias para la salud,
  • Según otro estudio, el 11,93% de los renacuajos de la provincia de Henan están infectados con plerocercoides, la forma larvaria de ciertas tenias,

Cuando estas criaturas se comen crudas, pueden provocar una peligrosa infección parasitaria. De hecho, alude al caso de un agricultor de 29 años que estuvo hospitalizado en estado grave durante más de un mes debido a una infección provocada por su hábito de comer regularmente renacuajos vivos, creyendo que las criaturas ayudarían a tratar una enfermedad de la piel.

“La educación integral en salud pública debe llevarse a cabo para las personas en áreas endémicas y la mala costumbre de comer renacuajos vivos debe desaconsejarse”, concluye el informe. Pero no todo son críticas. En sus memorias, el presentador de televisión inglés y naturalista Chris Packham defendía la idea de que los niños deberían comer renacuajos porque la experiencia los acercaría más a la naturaleza.

Packham hablaba por experiencia propia y explicaba que su amor por la naturaleza surgió a raíz de sentir cómo los renacuajos se deslizaban por su esófago. : ¿Comer renacuajos vivos mantiene sanos a los niños?

¿Cómo y dónde viven los renacuajos?

La supervivencia de los renacuajos es afectada por numerosos factores ambientales como la temperatura, oxigeno, alimento, densidad larval, volumen de agua y desecación de la charca. Renacuajos de las especies Engystomops pustulosus y Rhinella humboldti se desarrollan en hábitats temporales con diferencias en su tamaño (espacio y volumen de agua) alrededor de la ciudad de Ibagué, Colombia, y en el campus de la Universidad del Tolima. Este trabajo evalúa el efecto de tres tamaños de hábitat: grande, mediano y pequeño, sobre la supervivencia, el desarrollo y crecimiento de los renacuajos de estas especies en condiciones de laboratorio. Para esto se colocaron cinco recipientes por tratamiento, a cada uno de ellos se le adicionó 4 g de tierra, una macrófita y diez renacuajos en estadío 25. A los 20 días se registró la supervivencia, estadio de desarrollo y longitud total. Los experimentos finalizaron cuando los renacuajos completaron la metamorfosis o murieron. En las dos especies se encontró un resultado similar. La supervivencia de los renacuajos fue significativamente mayor en el hábitat grande que en el hábitat mediano y pequeño a los 120 días para E. pustulosus, y a los 80 días para R. humboldti (Regresión logística, p Hábitat; Renacuajos; Supervivencia; Desarrollo; Crecimiento Tadpole survival is strongly influenced by environmental factors such as temperature, oxygen, food, larval density, water volume and pond drying. Tadpoles of Engystomops pustulosus and Rhinella humboldti develop in ephemeral habitats with strong differences in their size (space and water volume) around the city of Ibagué, Colombia, and at the campus of the University of Tolima. This work evaluates the effect of three habitat sizes (large, medium, and small) on the survival, development and growth of tadpoles of these species under laboratory conditions. We placed five plastic containers per treatment, and in each of them we added 4 g of soil and one macrophyte. Later, ten tadpoles at stage 25 were added. Every twenty days we measured the survival, developmental stage, and total length of tadpoles. The experiments ended when all tadpoles completed metamorphosis or died. In both species we found similar results. Tadpole survival was significantly greater in the large habitat than in the medium and small habitats at 120 days for E. pustulosus, and at 80 days for R. humboldti (Logistic regression, p < 0.01). However, survival to reach metamorphosis was less than 50% for all treatments. After 20 days for E. pustulosus and 30 days for R. humboldti (Anova, p < 0.01), the development and growth of tadpoles were also significantly higher in the large habitat than the medium and small ones. Our results are contrary to other studies with tadpoles from ephemeral habitats that accelerate their developmental rate and metamorphose at a minimum body size. We conclude, therefore, that under natural conditions, tadpoles of E. pustulosus and R. humboldti will have less chance of survival in small temporal ponds with lesser availability of both space and water. Habitat; Tadpoles; Survival; Development; Growth Efecto del tamaño del hábitat en la supervivencia, desarrollo y crecimiento en renacuajos de Engystomops pustulosus (Anura: Leiuperidae) y Rhinella humboldti (Anura: Bufonidae) Xiomara Katherine Montealegre-Delgado I,II ; Karina Avendaño-Casadiego I,III ; Manuel Hernando Bernal I,IV I Grupo de Herpetología, Eco-Fisiología & Etología, Departamento de Biología, Universidad del Tolima, Ibagué, Colombia II E-mail: [email protected] III E-mail: [email protected] IV E-mail: [email protected] RESUMEN La supervivencia de los renacuajos es afectada por numerosos factores ambientales como la temperatura, oxigeno, alimento, densidad larval, volumen de agua y desecación de la charca. Renacuajos de las especies Engystomops pustulosus y Rhinella humboldti se desarrollan en hábitats temporales con diferencias en su tamaño (espacio y volumen de agua) alrededor de la ciudad de Ibagué, Colombia, y en el campus de la Universidad del Tolima. Este trabajo evalúa el efecto de tres tamaños de hábitat: grande, mediano y pequeño, sobre la supervivencia, el desarrollo y crecimiento de los renacuajos de estas especies en condiciones de laboratorio. Para esto se colocaron cinco recipientes por tratamiento, a cada uno de ellos se le adicionó 4 g de tierra, una macrófita y diez renacuajos en estadío 25. A los 20 días se registró la supervivencia, estadio de desarrollo y longitud total. Los experimentos finalizaron cuando los renacuajos completaron la metamorfosis o murieron. En las dos especies se encontró un resultado similar. La supervivencia de los renacuajos fue significativamente mayor en el hábitat grande que en el hábitat mediano y pequeño a los 120 días para E. pustulosus, y a los 80 días para R. humboldti (Regresión logística, p < 0.01). Sin embargo, la supervivencia hasta alcanzar la metamorfosis fue menor que el 50% para todos los tratamientos. El desarrollo y el crecimiento de los renacuajos también fue significativamente mayor en el hábitat grande que en los hábitats mediano y pequeño, después de 20 días en E. pustulosus y 30 días en R. humboldti (Anova, p < 0.01). Nuestros resultados son contrarios a otros estudios con renacuajos que se desarrollan en hábitats temporales, los cuales aceleran su tasa de desarrollo y metamorfosean a una talla menor. Por lo tanto, se concluye que bajo condiciones naturales, los renacuajos de E. pustulosus y R. humboldti tendrán menos oportunidad de alcanzar la metamorfosis y sobrevivir en charcas temporales con poca disponibilidad de espacio y agua. Palabras-Clave: Hábitat; Renacuajos; Supervivencia; Desarrollo; Crecimiento. ABSTRACT Tadpole survival is strongly influenced by environmental factors such as temperature, oxygen, food, larval density, water volume and pond drying. Tadpoles of Engystomops pustulosus and Rhinella humboldti develop in ephemeral habitats with strong differences in their size (space and water volume) around the city of Ibagué, Colombia, and at the campus of the University of Tolima. This work evaluates the effect of three habitat sizes (large, medium, and small) on the survival, development and growth of tadpoles of these species under laboratory conditions. We placed five plastic containers per treatment, and in each of them we added 4 g of soil and one macrophyte. Later, ten tadpoles at stage 25 were added. Every twenty days we measured the survival, developmental stage, and total length of tadpoles. The experiments ended when all tadpoles completed metamorphosis or died. In both species we found similar results. Tadpole survival was significantly greater in the large habitat than in the medium and small habitats at 120 days for E. pustulosus, and at 80 days for R. humboldti (Logistic regression, p < 0.01). However, survival to reach metamorphosis was less than 50% for all treatments. After 20 days for E. pustulosus and 30 days for R. humboldti (Anova, p < 0.01), the development and growth of tadpoles were also significantly higher in the large habitat than the medium and small ones. Our results are contrary to other studies with tadpoles from ephemeral habitats that accelerate their developmental rate and metamorphose at a minimum body size. We conclude, therefore, that under natural conditions, tadpoles of E. pustulosus and R. humboldti will have less chance of survival in small temporal ponds with lesser availability of both space and water. Key-Words: Habitat; Tadpoles; Survival; Development; Growth. INTRODUCCIÓN Muchas especies de anuros tienen renacuajos que crecen y se desarrollan en hábitats acuáticos temporales que varían en su tamaño, desde lugares pequeños formados en depresiones de troncos caídos hasta charcas grandes generadas por lluvias intensas. Estos hábitat temporales se pueden llenar o secar en respuesta a ciclos hidrológicos, que combinado con la fluctuación en sus recursos generan efectos en la calidad y cantidad del hábitat disponible (Wilbur, 1987). Múltiples factores ambientales influyen directamente en la supervivencia de los renacuajos (Wells, 2007), pero particularmente las tasas de desarrollo y crecimiento son aspectos claves debido a que los renacuajos con un crecimiento rápido metamorfosean en un menor tiempo disminuyendo la mortalidad acumulada (Alford & Richards, 1999). A su vez, las tasas de crecimiento y desarrollo son afectadas por la competencia intra e interespecífica, la temperatura ambiental, el oxígeno disponible, el pH, la radiación UV-B y hasta la acumulación de los productos de desecho (Rugh, 1934; Cummins, 1989; Hayes et al., 1993; Bradford et al., 1994). Wilbur & Collins (1973) desarrollaron un modelo para simular la influencia de numerosos factores sobre la supervivencia, crecimiento y desarrollo en renacuajos. Ellos detectaron que las tasas de desarrollo y el tamaño metamórfico de los individuos de la misma especie variaban ampliamente dentro de un mismo ambiente físico, sugiriendo que esta podía ser una ventaja evolutiva de las especies para ajustar las tasas de desarrollo en respuesta a su crecimiento. De tal manera que si las condiciones acuáticas fueran favorables para permitir un rápido crecimiento, los renacuajos podrían disminuir su desarrollo hasta metamorfosear a un tamaño grande. Por el contrario, si las condiciones no fueran favorables, los renacuajos podrían acelerar su desarrollo y metamorfosear a un tamaño mínimo para continuar creciendo durante su etapa terrestre. Sin embargo, este modelo tiene el problema de la falta de un mecanismo específico que interrelacione la tasa de crecimiento sobre la tasa de desarrollo, por lo que se han propuesto otros modelos (Smith-Gill & Berven, 1979; Collins, 1979; Pandian & Marian, 1985; Werner, 1986; Ludwig & Rowe, 1990; Rowe & Ludwig, 1991). No obstante, la variabilidad temporal y espacial en las condiciones ambientales de los hábitats de los renacuajos hace difícil predecir la supervivencia y las tasas de desarrollo y crecimiento de muchas especies. Engystomops pustulosus (Cope, 1864) y Rhinella humboldti (Gallardo, 1965) son dos especies comunes de anuros en Colombia que se distribuyen en zonas de tierras bajas (Ruiz-Carranza et al., 1996). Ambas especies se reproducen en cuerpos de agua temporales. La primera especie deposita entre 300 y 600 huevos en un nido de espuma que flota sobre el agua, en tanto que R. humboldti pone entre 4000 y 5000 huevos a manera de cadena dentro del agua (Guayara & Bernal, 2012).E. pustulosus se ha observado cerca de la ciudad de Ibagué (Tolima), Colombia, y R. humboldti en el campus de la Universidad del Tolima, en pequeños estanques con diferentes tamaños y volúmenes de agua. De acuerdo con estas observaciones, surgió la pregunta de cómo las diferencias en el tamaño del hábitat (espacio y volumen de agua) podrían afectar la supervivencia, el desarrollo y crecimiento de los renacuajos de estas dos especies. Inicialmente hipotetizamos que dada la abundancia de estas especies en estos lugares deberían tener una alta plasticidad en sus caracteres de historia de vida, y que los renacuajos presentes en los hábitats pequeños deberían tener un acelerado desarrollo y crecimiento, en comparación con los de tamaño mayor, para alcanzar rápidamente la metamorfosis y salir de estos ambientes potenciales de desecación. MATERIALES Y MÉTODOS En febrero y octubre del 2011 se recolectaron embriones de E. pustulosus en el municipio de Mariquita (05º12'97"N, 74º53'29"W), Colombia, y R. humboldti en el campus de la Universidad del Tolima, Ibagué (04º25'40"N, 75º12'48"W), Colombia, los cuales se llevaron al laboratorio de Herpetología de la Universidad del Tolima y se colocaron en recipientes con agua declorada hasta que los renacuajos alcanzaron el estadío 25 (Gosner, 1960). Posteriormente, 150 renacuajos de cada especie fueron seleccionados al azar y se trasladaron a tres tratamientos con diferencias en el tamaño de hábitat: pequeño (13.5 × 9.5 × 3.5 cm de profundidad con 100 ml de agua), mediano (16.5 × 16.5 × 9 cm de profundidad con 1000 ml de agua) y grande (30.5 × 24 × 12.4 cm de profundidad con 2000 ml de agua). Cada tamaño de hábitat fue replicado en cinco recipientes plásticos con agua previamente declorada por aireación, 4 g de tierra y una macrófita, provenientes del Jardín Botánico de la Universidad del Tolima, esto con el fin de simular algunas condiciones de campo, y a cada recipiente se le agregó diez renacuajos (5 recipientes × 10 renacuajos × 3 tratamientos). Estos recipientes con los renacuajos se dejaron en un área del laboratorio con un ciclo de luz-oscuridad aproximado de 12:12 horas y una temperatura ambiental promedio de 25 ± 2ºC. Cada siete días se realizó un recambio parcial del agua (mitad del volumen) junto con la remoción de material en descomposición de todos los recipientes, y cada 20 días se hizo el recambio total del agua y los materiales. Durante este recambio se registró la supervivencia, el estadío de desarrollo y, como medidor de su crecimiento, la longitud total de los renacuajos (distancia entre el hocico y la punta de la cola). Cuando se encontraron animales muertos, estos fueron removidos y se realizó una redistribución de los individuos sobrevivientes entre los recipientes por tratamiento, para mantener el número inicial de diez renacuajos por recipiente o hasta un mínimo de ocho. Los experimentos finalizaron cuando los renacuajos metamorfosearon o murieron. La supervivencia de los renacuajos expuestos a los tres tamaños de hábitat fueron analizados mediante una regresión logística para cada especie, a tres intervalos de tiempo hasta que la mayoría de los renacuajos habían metamorfoseado o muerto; particularmente a los 20, 60 y 120 días para E. pustulosus, y a los 30, 80 y 160 días para R. humboldti. El desarrollo de los renacuajos fue registrado de acuerdo con la tabla de Gosner (1960) y se compararon entre los tres tamaños de hábitat experimentales, a los 20, 40 y 60 días para E. pustulosus, y a los 30, 80 y 140 días para R. humboldti, a través de la prueba no paramétrica de Kruskal-Wallis (Zar, 1996). La longitud total de los renacuajos se comparó entre los tres tratamientos con un análisis de varianza (ANOVA), a los 0, 20, 40 y 60 días para E. pustulosus, y los 0, 30, 80 y 140 días para R. humboldti. Los análisis estadísticos se realizaron mediante los programas estadísticos Infostat versión 2011 y SPSS Statistics 17.0. RESULTADOS No hubo una diferencia significativa en la supervivencia de los renacuajos en los tres tamaños de hábitats experimentales de E. pustulosus a los 20 ni a los 60 días; tampoco hasta los 30 días para R. humboldti. Sin embargo, la supervivencia de los renacuajos de E. pustulosus disminuyó significativamente a los 120 días en el hábitat de tamaño pequeño, seguida por el de tamaño medio y luego por el hábitat más grande (Regresión logística, p Fig.1A ). En R. humboldti, a los 80 y 160 días, la supervivencia fue significativamente mayor en los renacuajos del hábitat grande con respecto al pequeño (Regresión logística, p Fig.1B ). Al finalizar los experimentos, la supervivencia acumulada (renacuajos que llegaron hasta la metamorfosis) en E. pustulosus fue 44% en el hábitat grande, 2% en el mediano, y 1% en el pequeño; en R. humboldti, la supervivencia fue de 4%, 0%, 0%, respectivamente. Los renacuajos de E. pustulosus presentaron un estadío de desarrollo significantemente más avanzado en el hábitat grande que en los hábitats mediano y pequeño ( Fig.2A ) a los 20 días (Kruskal-Wallis, H = 94.9, p < 0.01), 40 días (Kruskal-Wallis, H = 101, p < 0.01), y 60 días (Kruskal-Wallis, H = 37.7, p < 0.01). En R. humboldti se observó un resultado similar ( Fig.2B ), en los registros comparados a los 30 días (Kruskal-Wallis, H = 99, p < 0.01), los 80 días (Kruskal-Wallis, H = 85, p < 0.01) y los 140 días (Kruskal-Wallis, H = 68.8, p < 0.01). La longitud total de los renacuajos no fue diferente estadísticamente al inicio de los experimentos, ni para E. pustulosus (Anova, F = 2.43, p = 0.09) ni para R. humboldti (Anova, F = 0.29, p = 0.74). Sin embargo, a los 20 días los renacuajos de E. pustulosus ya mostraron longitudes totales diferentes (Anova, F = 48.2, p Fig.3A ). Un resultado similar se obtuvo en la longitud corporal de R. humboldti a los 30 días (Anova, F = 62.2, p Fig.3B ), en donde los renacuajos del hábitat grande fueron de mayor longitud total, seguidos del hábitat mediano y finalmente los del hábitat pequeño (Tukey, p < 0.05 en todos los casos). DISCUSIÓN En un ambiente acuático con condiciones variables, la supervivencia de los renacuajos depende en gran medida de la plasticidad fenotípica en las tasas de crecimiento y desarrollo (Wilbur & Collins, 1973; Kaplan & Cooper, 1984). Así, especies que se reproducen en cuerpos de aguas temporales, con altos riesgos de desecación, tienen larvas con tasas de desarrollo aceleradas (Denver, 1997; Wells, 2007), llegan a la metamorfosis con tamaños reducidos (Crump, 1989) y la mortalidad acumulada disminuye (Alford & Richards, 1999). En este trabajo se encontró que la supervivencia fue menor en el hábitat de tamaño pequeño, seguida del mediano y luego del grande. Esta alta mortalidad acumulada en el hábitat pequeño se podría explicar por las tasas de desarrollo lentas y tamaños corporales pequeños que retardan el umbral de metamorfosis de los renacuajos, el cual se ha atribuido a un compromiso entre el crecimiento y desarrollo (Wilbur & Collins, 1973; Werner, 1986). El que se haya registrado una mortalidad alta (> 50%) en los renacuajos, aún en los hábitats experimentales denominados grandes, muestra que a pesar de la plasticidad fenotípica intraespecífica que pueden tener las especies de hábitat temporales, la reducción del volumen de agua de una charca puede llegar a ser letal. En este estudio los renacuajos del hábitat de tamaño pequeño presentaron un desarrollo más lento y una longitud total menor en comparación con los otros hábitats. Este resultado es contrario a otros reportes (Semlitsch, 1987; Newman, 1988; Semlitsch & Gibbons, 1988; Crump, 1989) donde las tasas de desarrollo de los renacuajos fueron más rápidas a menores niveles de agua, probablemente porque ellos disminuyeron paulatinamente los volúmenes experimentales de agua, mientras que en nuestro caso permanecieron constantes. Los resultados de este estudio con E. pustulosus y R. humboldti son equivalentes a los de Crump (1989), en los dos tratamientos del volumen de agua constante que usó: alta (1500 ml) y baja (500 ml). Ella encontró que en el menor nivel de agua, los renacuajos de IsthmoHyla pseudopuma ( Hyla pseudopuma auctorum) demoraron más tiempo para alcanzar la metamorfosis, en contraste con el tratamiento de mayor nivel de agua. Aunque en nuestro experimento el agua de los recipientes fue cambiada parcialmente cada semana y totalmente cada 20 días, es posible que materiales de excreción y menores niveles de oxígeno disuelto puedan haber disminuido el desarrollo y crecimiento de los renacuajos en los hábitat pequeños, en donde había un volumen de agua menor para un mismo número de renacuajos a comparar entre los tratamientos experimentales. Por ejemplo, se conoce que el incremento de amonio, producto de excreción de los renacuajos, retrasa el desarrollo y crecimiento larval (Jofre & Karasov, 1999), al igual que los niveles bajos de oxígeno disuelto (Seymour et al., 2000; Bernal et al., 2011). De acuerdo con los resultados de este trabajo, nuestra hipótesis inicial que en niveles de agua bajos los renacuajos deberían acelerar su desarrollo y crecer rápidamente para metamorfosear y salir de este ambiente acuático debe ser rechazada. Por el contrario, bajo estas circunstancias se presenta un desarrollo y crecimiento lento con una mortalidad alta. En conclusión, los renacuajos de E. pustulosus y R. humboldti expuestos en charcas temporales con poca disponibilidad de espacio y agua tendrán una menor probabilidad de completar la metamorfosis y sobrevivir. AGRADECIMIENTOS Agradecemos al Fondo de Investigaciones y Desarrollo Científico de la Universidad del Tolima por el apoyo económico para el desarrollo de este trabajo, a través del proyecto aprobado con el código 490110. A Claudia Marsela Montes y Angélica Arenas por el apoyo en la colecta de las posturas en campo y en los montajes experimentales. Este trabajo cuenta con el permiso de investigación científica en diversidad biológica otorgado por la Corporación Autónoma Regional del Tolima, CORTOLIMA (Resolución Nº 2886 de 2011). Aceito em: 02/05/2013 Impresso em: 30/06/2013

See also:  Que Comen Los Pajaros?

ALFORD, R. & RICHARDS, S.1999. Global amphibian declines: a problem in applied ecology. Annual Review of Ecology and Systematics, 30:133-165. BERNAL, M.H.; ALTON, L.A.; CRAMP, R.L. & FRANKLIN, C.E.2011. Does simultaneous UV-B exposure enhance the lethal and sub-lethal effects of aquatic hypoxia on developing anuran embryos and larvae? Journal of Comparative Physiology B, 181(7):973-980. BRADFORD, D.; GRABER, D. & TABATABAI, F.1994. Population declines of the native frog, Rana muscosa, in Sequoia and Kings Canyon National Parks, California. The Southwestern Naturalist, 39(4):323-327. COLLINS, J.P.1979. Intrapopulation variation in the body size at metamorphosis and timing of metamorphosis in the bull frog, Rana catesbeiana. Ecology, 60(4):738-749. CRUMP, M.L.1989. Effect of habitat drying on developmental time and size at metamorphosis in Hyla pseudopuma. Copeia, 1989(3):794-797. CUMMINS, C.1989. Interaction between the effects of pH and density on growth and development in Rana temporaria L. tadpoles. Functional Ecology, 3(1):45-52. DENVER, R.J.1997. Environmental stress as a developmental cue: Corticotropin-releasing hormone is a proximate mediator of adaptive phenotypic plasticity in amphibian metamorphosis. Hormones and Behavior, 31(2):169-179. GOSNER, K.L.1960. A simplified table for staging anuran embryos and larvae with notes on identification. Herpetologica, 16(3):183-190. GUAYARA, M.G. & Bernal, M.H.2012. Fecundidad y fertilidad en once especies de anuros colombianos con diferentes modos reproductivos. Caldasia, 348(2):483-496. HAYES, T.; CHAN, R. & LICHT, P.1993. Interactions of temperature and steroids on larval growth, development, and metamorphosis in a toad (Bufo boreas). The Journal of Experimental Zoology, 266(3):206-215. JOFRE, M.B. & KARASOV, W.H.1999. Direct effect of ammonia on three species of North American anuran amphibians. Environmental Toxicology and Chemistry, 18(8):1806-1812. KAPLAN, R.H. & COOPER, W.S.1984. The evolution of developmental plasticity in reproductive characteristics: an application of the “adaptive coin-flipping” principle. The American Naturalist, 123(3):393-410. LUDWIG, D. & ROWE, L.1990. Life history strategies for energy gain and predator avoidance under time constraints. The American Naturalist, 135(5):686-707. NEWMAN, R.A.1988. Adaptive plasticity in development of Scaphiopus couchii tadpoles in desert ponds. Evolution, 42(4):774-783. PANDIAN, T.J. & MARIAN, M.P.1985. Predicting anuran metamorphosis and energetics. Physiological Zoology, 58(5):538-552. ROWE, L. & LUDWIG, D.1991. Size and timing of metamorphosis in complex life cycles: time constraints and variation. Ecology, 72(2):413-427. RUGH, R.1934. The space factor in the growth rate of tadpoles. Ecology, 15(4):407-411. RUIZ-CARRANZA, P.M.; ARDILA-ROBAYO, M.C. & LYNCH, J.D.1996. Lista actualizada de la fauna amphibia de Colombia. Revista de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, 20(77):365-415. SEMLITSCH, R.D.1987. Relationship of pond drying to the reproductive success of the salamander Ambystoma talpoideum. Copeia, 1987(1):61-69. SEMLITSCH, R.D. & GIBBONS, J.W.1988. Fish predation in size-structured populations of tree frog tadpoles. Oecologia, 75(3):321-326. SEYMOUR, R.G.; ROBERTS, J.D.; MITCHELL, N.J. & BLAYLOCK, A.J.2000. Influence of environmental oxygen on development and hatching of aquatic eggs of the Australian frog, Crinia georgiana. Physiological and Biochemical Zoology, 73(4):501-507. SMITH-GILL, S.J. & BERVEN, K.A.1979. Predicting amphibian metamorphosis. The American Naturalist, 113(4):563-585. WELLS, K.D.2007. The ecology and behavior of amphibians. The University of Chicago Press, Chicago.1160 p. WERNER, E.1986. Amphibian metamorphosis: Growth rate, predation rate, and the optimal size at transformation. The American Naturalist, 128(3):319-341. WILBUR, H.1987. Regulation of structure in complex systems: experimental temporary pond communities. Ecology, 68(5):1437-1452. WILBUR, H. & COLLINS, J.1973. Ecological aspects of amphibian metamorphosis. Science, 182(4119):1305-1324. ZAR, J.H.1996. Biostatistical analysis. New Jersey, Prentice Hall.662 p.

See also:  Que Comen Los Rusos?

Publicación en esta colección 25 Jul 2013 Fecha del número 2013

Recibido 02 Mayo 2013 Acepto 30 Jun 2013

SciELO – Scientific Electronic Library Online Rua Dr. Diogo de Faria, 1087 – 9º andar – Vila Clementino 04037-003 São Paulo/SP – Brasil E-mail: [email protected]

Adblock
detector